Compartir esta publicación

Lo de hoy / Últimas noticias

Se saturan camas de terapia intensiva en CDMX y Edomex

saturan camas

La Secretaría de Salud prevé tener más camas disponibles para los pacientes más graves en las siguientes semanas.

Por Gabriela Rivera

Las áreas de terapia intensiva de los hospitales de la Zona Metropolitana del Valle de México están saturadas y solo quedan 77 camas disponibles para los pacientes más graves de COVID-19, que necesiten ser intubados.

En conferencia de prensa este domingo, Gustavo Reyes Terán, director de la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad, explicó que hasta ahora hay 526 camas de cuidados intensivos y hay 449 pacientes graves ocupando alguna de esas camas.

Esto significa para esta semana solo quedan 77 camas en la Ciudad de México y el Estado de México para los pacientes que requieran ventilación y monitoreo constante.

De acuerdo con el funcionario, se espera que el martes o miércoles de esta semana se abran otras 150 camas en los hospitales de la zona metropolitana, donde se concentra 30% de los enfermos de COVID-19 a nivel nacional.

“Cuando lleguemos a la saturación, tendremos que usar las camas de todos los institutos y hospitales del IMSS, quien nos ayudaría en lo que seguimos reconvirtiendo más hospitales”, explicó Reyes Terán.

La siguiente etapa de reconversión es en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) y el de Nutrición Salvador Zubirán, donde se espera tener 250 y 70 camas, respectivamente.

De igual manera se seguirán haciendo reconversiones en los hospitales de Ixtapaluca, el Hospital General y algunos otros de la red hospitalaria de la Ciudad de México, como el Enrique Cabrera o el Hospital de Tláhuac, para obtener 956 camas adicionales a las 526 que ya se tenían y las 150 que se reconvertirán esta semana.

Sin embargo, el problema no son solo las camas disponibles que puedan tener en los hospitales. Para que las áreas de terapia intensiva funcionen correctamente, se requieren ventiladores y monitores, dos de los insumos que el gobierno está comprando en el extranjero.

Además, se necesita por lo menos un médico y una enfermera que atiendan a los pacientes de esta sección.

En este sentido, Reyes Terán admitió que faltan enfermeras que atiendan los espacios de terapia intensiva que se están reconvirtiendo en los hospitales e hizo un llamado al personal a sumarse a estas áreas para poder atender a los pacientes en estado crítico.

Compartir esta publicación