Compartir esta publicación

Entérate

Cinco preguntas sobre la locura petrolera

locura petrolera

Enrique Quintana

1.- ¿Por qué razón fueron negativos ayer los precios del crudo WTI?

Los precios de los contratos de crudo WTI para el mes de mayo cayeron ayer a niveles cercanos a los -35 dólares por barril. Es la primera vez en la historia que en el mercado petrolero hay precios negativos.

Esto significa que si alguien quería entregar determinado volumen de petróleo –expresado en contratos con vencimiento al día de hoy– tenía que pagar por que alguien se llevara ese volumen. El precio negativo en realidad refleja los elevados costos de almacenamiento de un crudo que no se va a comercializar.

La razón de este hecho es que la caída de la demanda es mucho más fuerte que la reducción de la oferta acordada hace unos días por la OPEP y que apenas se va a hacer efectiva en mayo. Esto propició una gran acumulación de inventarios que ha llevado a este cuadro inédito de precios negativos.

2.- ¿Significa esto que los precios del petróleo estarán cerca de cero por un mayor tiempo?

Es altamente improbable que eso sea así. Lo que pasó ayer fue un fenómeno inusitado y específico relativo al vencimiento de un contrato que ocurrió en medio de la crisis. Prueba de ello es que el contrato con vencimiento al 20 de junio del mismo WTI cerró ayer en poco más de 20 dólares por barril y por la tarde cotizaba arriba de 21 dólares. En el caso del petróleo Brent, la cotización de ayer por la tarde era de 25.5 dólares por barril. Se trata de precios que bajaron mucho respecto a los niveles de hace un par de meses, pero ni remotamente están en los precios absurdos que se mostraron ayer para el WTI con vencimiento en mayo.

3.- ¿Es negocio producir petróleo en este momento?

Depende de los costos de producción que existan. De acuerdo con los datos del director general de Pemex, el costo promedio de producción del crudo mexicano –suponemos que a boca de pozo, pues no se especificó– es de 14.2 dólares por barril. Obviamente se requiere una multitud de gastos adicionales para permitir la extracción. De hecho, en Estados Unidos hay ya una gran cantidad de productores de crudo que decidieron ‘bajar la cortina’. Y en el caso de los productores más grandes, están cerrando los campos cuya operación resulta más costosa. Y aquí… queremos aumentar la producción.

4.- ¿Cómo explicar que la mezcla mexicana valga -2.37 dólares?

El asunto es relativamente sencillo. El precio de referencia de la mezcla, que es el que se publica todos los días, incluye como uno de sus componentes principales el precio del contrato al mes siguiente del WTI, el que ayer llegó a -35 dólares. En la fórmula de la mezcla también se incluye el precio del Brent y algunos otros factores. Era inevitable que cerráramos con una cifra negativa. Todo indica que hoy el valor del nuevo contrato del WTI regresará a niveles cercanos a los 20 dólares, por lo que el precio de la mezcla seguramente estará de nuevo rondando los 14 a 15 dólares por barril.

5.- ¿Cuáles serán las implicaciones para las finanzas públicas en México de estos precios tan bajos?

Hay que recordar que una parte de los ingresos petroleros que recibe el gobierno mexicano se encuentran protegidos por una cobertura cuyo promedio es de 49 dólares por barril. No se ha revelado qué porcentaje de las exportaciones tiene la cobertura. En el pasado, era aproximadamente la mitad. También se reveló que Pemex adquirió adicionalmente una cobertura que genera flujos mensuales cuando el precio está por debajo de 49 dólares. Pero tampoco sabemos el monto cubierto. Es decir, habrá un impacto fuerte, pero será amortiguado por las coberturas.

Veremos lo que pasa hoy y en los siguientes días para continuar este análisis.

Compartir esta publicación