Compartir esta publicación

Entérate

Dos fallas que hay que corregir cuando se invierte

fallas

Por GBMHomebroker

Reaccionar con velocidad o paralizarse son errores al invertir. ¿La solución? Controla tus emociones; no te precipites ni te paralices cuando los cambios en el mercado te inquieten’.

Si pudieras regresar el tiempo antes de haber tomado algunas decisiones de inversión, posiblemente te encontrarías que este par de vicios afectaron tu manera de tomar decisiones al invertir en la bolsa.

Noticias de coyuntura, escenarios dudosos o amenazantes que pueden tomar por sorpresa a los inversionistas y provocar decisiones poco planeadas. ¿Cuál de estas reacciones puede costar más?

Reaccionar precipitadamente

Una mala noticia puede provocar decisiones tomadas por pánico, por percibir escenarios de tener que comprar o vender con urgencia.  La adrenalina de creer que hay que tomar una decisión al momento nubla el pensamiento. En ese momento, la mente no es capaz de contemplar una diversidad de escenarios posibles, mucho menos las probabilidades de los mismos. Es una visión de túnel similar a la de un cazador en la selva, que al ver una mancha de color amarillo que se dirige hacia él, sabe que debe salir corriendo o enfrentar a una amenaza. En ese momento, el cerebro reacciona por impulso: no piensa en probabilidades ni hace cálculos o evalúa si se trata de un león o fauna poco agresiva.

Afortunadamente, la Bolsa Mexicana de valores no es una selva, ni hay que temer por la vida. Se trata de llevar a cabo una estrategia con escenarios posibles, no reaccionar abruptamente. Por eso, al trazar tu estrategia, toma en cuenta escenarios a la alza y a la baja y ten contemplada tu reacción en cada uno. 

Reaccionar indebidamente

Los mercados operan con cierta incertidumbre y es difícil prever cómo afectarán las noticias a las acciones. Hay que tener en cuenta las noticias relacionadas a nuestro portafolio, para poder determinar un sano intervalo de tolerancia: con esta información es posible decidir en qué circunstancias hay que mantener, vender o comprar acciones.

La información debe de ser un catalizador para tomar decisiones, basadas en conocimiento y estrategias. Una clave de éxito es reaccionar de manera adecuada, no por impulso y tampoco por sorpresa. 

Compartir esta publicación