Compartir esta publicación

Entérate

Las peligrosas patadas de ahogado de “El Marro”

El Marro

Raúl Rodríguez Cortés

El Ejército evitó la noche del martes un atentado contra la refinería de Salamanca, confirmaron a esta columna fuentes del más alto nivel del instituto armado.

El aseguramiento de un vehículo abandonado con doce artefactos explosivos en esa planta de Pemex, quedó como evidencia de la intentona terrorista que la inteligencia militar atribuye a la organización criminal que controla el robo de combustible en El Bajío y que disputa a otras el tráfico de drogas y la extorsión.

Se trata, por lo visto, de otra de las violentas reacciones que José Antonio Yépez Ortiz alias “El Marro” y su cártel de Santa Rosa de Lima han tenido tras los contundentes golpes que asestaron las autoridades en días recientes a su círculo más íntimo y a su estructura financiera.

El martes, horas antes del aseguramiento del autobomba —realizado entre los bloqueos carreteros y la quema de vehículos que se desataron en Salamanca y otras localidades de Guanajuato desde que el fin de semana fueran detenidas y sometidas a formal prisión la madre y la hermana de “El Marro”—, efectivos de la Sedena, la Guardia Nacional y la SEIDO habían capturado en San Luis Potosí a Noé Israel Lara Belman alias “El Puma”, su exsocio y cofundador del cártel de Santa Rosa de Lima.

“El Puma”, presuntamente sobrino de Juan Lara Mendoza, alcalde del municipio de Villagrán, traicionó a “El Marro” meses atrás al filtrar la grabación telefónica que éste sostuvo con Hugo Estefanía Monroy, exalcalde de Cortázar, quien acabó asesinado en noviembre del año pasado por sicarios de otro grupo delincuencial.

Y es que Noé Lara Belman “El Puma” se había alineado con Nemesio Oseguera “El Mencho”, capo del Cártel de Jalisco Nueva Generación y archienemigo de Yépez Ortiz en el control territorial del Bajío. “El Puma” es pieza clave para las autoridades, por su conocimiento de las estructuras y operaciones del cártel de Santa Rosa de Lima.

Se cierra el cerco contra “El Marro” quien, como fiera herida, se vuelve cada vez más peligroso. 

Compartir esta publicación