Compartir esta publicación

Entérate

Ataque a la propiedad privada

propiedad privada

Manuel López San Martín

En plena emergencia, con los ciudadanos atentos a la contingencia sanitaria y golpeados por la crisis económica, hay quienes tratan de llevar agua a su molino, alimentar sus clientelas y lucrar políticamente.

Si usted pensaba invertir los ahorros de una vida de trabajo en una propiedad y vivir de sus rentas, o si usted posé un inmueble que con mucho esfuerzo compró o sigue pagando y lo renta, quizá valga la pena que se lo piense dos veces.

El grupo parlamentario de Morena en la CDMX ataca la propiedad privada: pretende que sus inquilinos no le paguen renta. Como lo lee. En el río revuelto, en medio de la crisis económica y la situación sanitaria inédita en la que nos encontramos, los diputados de la mayoría en el Congreso capitalino quieren reformar los artículos 2398, 2403 bis, 2406 bis, 2425 bis y 2431 bis, del Código Civil para que los ciudadanos que tienen alguna propiedad estén obligados a darle vivienda a quienes no la tienen, obligación que es del gobierno.

***

El derecho a la vivienda deben garantizarlo los gobiernos, que no nos quieran confundir. Ahora resulta que los diputados emanados del partido que gobierna en la capital, quieren trasladarle la responsabilidad a quienes tienen un bien.

Habiendo urgencias, con frentes abriéndose todos los días, los legisladores de la mayoría alistan un golpe al Estado de derecho, al más puro estilo de regímenes populistas.

Según la iniciativa, en una situación de emergencia, como un sismo o pandemia, , los inquilinos podrían exigir la modificación del contrato de arrendamiento para cambiar las condiciones o incluso dejar de pagar. ¿Y los dueños del inmueble? Que se jodan.

Las diputadas Martha Ávila, coordinadora de Morena, y Valentina Batres tratan de justificar lo injustificable y defender lo indefendible, diciendo que hay grupos “sociales” que la pidieron. Con las aguas agitadas, tratan de avanzar con clientelas e intereses oscuros. No serían las únicas, ni sería la primera vez.

Tras el sismo del 19 de septiembre de 1985, hubo organizaciones que lucraron con la necesidad y se empoderaron políticamente. Ahí están los nombres de Dolores Padierna René Bejarano, líderes de la Nueva Tenochtitlán, para no ir más lejos. En la tragedia se crecieron, lucraron e hicieron carrera política.

¿Quiénes son los nuevos “líderes sociales” que pretenden lucrar políticamente con la situación adversa que atraviesa el país? Lo veremos.

Compartir esta publicación