Compartir esta publicación

Últimas noticias

Cada día debemos más

debemos más

Regina Reyes-Heroles

¿Tienes dinero para tus deudas? Pronto llegará el día en que las prórrogas de los créditos de las instituciones financieras terminen y que más de ocho millones de mexicanos que las pedimos, debamos enfrentarlas.

“En la prórroga ofrecían tres o seis meses para pagar tu deuda, habrá que enfrentarla y será mayor por la acumulación de intereses ordinarios”, me dijo Ángel González Badillo, director general de Defensa del Deudor, una organización sin fines de lucro que resuelve deudas.

Que el monto sea más alto al original es un problema para cualquier bolsillo, pero además hay que considerar el desempleo. El Inegi reportó la pérdida de 12.5 millones de empleos hasta abril, y habrá que sumar los de mayo y junio, que por lo menos serán otros 400 mil, según datos del IMSS. La prórroga, entre intereses ordinarios y desempleo es un problema mucho más severo.

Si ya no puedes pagar, antes de cometer un error, Ángel recomienda pedir una asesoría para saber jurídicamente en qué situación estás y luego, financieramente, cuáles son tus opciones. Así puedes acercarte al banco y averiguar qué te ofrece para resolver tu deuda y, si esto es viable para tu situación económica, tomarlo.

En principio, las instituciones financieras pueden ofrecer reestructuras y si no puedes enfrentar eso, “otra opción es dejar de pagar unos meses, mostrar insolvencia y negociar una quita”, me dijo Ángel. No se asuste, querido lector, pero muchos tendrán que buscar un descuento sobre el monto adeudado, liquidar la deuda y empezar a manejar sus finanzas de manera responsable hacia adelante.

En cualquiera de las dos opciones, hay tres cosas que cualquier deudor debe saber: 1) cuáles son sus derechos y sus obligaciones; 2) deber no es un delito y “no importa a quién le debas o cuánto, no puedes ir a la cárcel por eso”, me dijo Ángel, y 3) toda deuda es susceptible a ser negociada.

Para negociar una reestructura o una quita se necesita serenidad. A Ángel le preocupa que “a nivel de cancha vemos un repunte en la agresividad y los abusos de los despachos de cobranza para recuperar la cartera vencida, algo que no veíamos desde que entró en vigor la reforma financiera. Esto pone nerviosos a los deudores y más cuando hay un ambiente de incertidumbre como el que vivimos”.

Esto no es positivo para lograr el objetivo del banco y el deudor, acabar con la deuda, y por eso es primordial buscar asesoría, insistió.

“Desde marzo comenzamos a contratar más personal para capacitarlos y estamos abriendo oficinas nuevas. Se viene un tsunami, pero deben estar seguros que ayudaremos a todos”, afirmó Ángel.

Al día de hoy, han incrementado las solicitudes de asesoría 60 por ciento y 50 por ciento las de representación. “Esto es solo la punta del iceberg”, añadió.

Compartir esta publicación