Compartir esta publicación

Últimas noticias

Todos deberíamos exigir que sesione el CSN

salubridad

Alejandro Sánchez

Un nuevo mensaje manda el diputado Porfirio Muñoz Ledo al gobierno del presidente López Obrador a través del que pone en duda la estrategia de su lucha contra el Coronavirus y su debilidad en la coordinación con otras instancias para hacerle frente al virus.

No sesiona el Consejo de Salubridad Nacional –instancia permanente de coordinación entre la Federación, las entidades locales y la ciudad de México, así como otras instancias— necesario para consolidar el análisis de la programación, hacer los presupuestos de la salud pública y estrategias para enfrentar la pandemia.

“Las leyes mexicanas determinan instituciones robustas, cuyas facultades desgraciadamente no son obedecidas. En materia de pandemia existe el Consejo de Salubridad General, compuesto por miembros del gabinete, organizaciones privadas y civiles, asociaciones médicas, universidades y organismos internacionales. Debieran expedir de inmediato ordenamientos de carácter obligatorio y potestativo para todos los ciudadanos, antes que ocurran males mayores. Que la racionalidad nos acompañe y no el interés político”, escribió el diputado de Morena en sus redes sociales.

Toca un punto clave Muñoz Ledo a seis meses de la pandemia debido a la falta de actividad del Consejo, pues no ha sido el eje rector para tomar las decisiones. Lo demuestra algo tan simple como el uso del cubrebocas en el país y los múltiples problemas por el desastre en el uso y manejo del semáforo epidemiológico. Por eso el diputado demanda al consejo imponer medidas contra el COVID-19.

Estas han sido las reuniones hasta ahora del Consejo de Salubridad Nacional y los acuerdos:

19 de marzo:

Se presentaron las acciones para hacer frente a la pandemia. Reconocieron el virus Sars-cov2 como enfermedad grave.

31 de marzo:

Declaró emergencia sanitaria nacional a epidemia por coronavirus Covid19.

20 de abril sesión virtual:

a) Determinación de las medidas extraordinarias para atender la emergencia sanitaria generada por el virus SARS-CoV-2 (COVID-19).

b) Presentación del proyecto de Guía para Asignación de Recursos en Situación de Contingencia, para evaluación y análisis. 

c) Proyecto de acuerdo del Consejo de Salubridad General por el que se adiciona un artículo noveno al ACUERDO por el que se establece como obligatorio

30 de junio sesión virtual:

Ratificó el nombramiento de servidores públicos del Instituto de Salud para el Bienestar que dirige Juan Antonio Ferrer. Fueron ratificados los 4 Coordinadores Nacionales: Alejandro Calderón AlipiAlejandro Svarch Pérez, Carlos Sánchez Meneses y Víctor Lamoyi Bocanegra, así como titulares de otras áreas.

Desde abril, como se ve, cuando Hugo López Gatell, subsecretario de Salud, pronosticaba tan solo ocho mil muertes por Covid-19 (ya casi llegamos a 50 mil), poco después de que dijera que la influenza era más peligrosa que el propio coronavirus, no se ha vuelto a discutir la urgencia de sesionar y trabajar coordinadamente entre gobiernos, universidades y asociaciones médicas para redireccionar la estrategia contra la pandemia que ha cambiado todos los pronósticos de la autoridad federal en lo económico, educativo, social, cultural y en materia de salubridad.

Además, los pocos acuerdos tomados en el Consejo son secretos. No se liberan actas, lista de asistencia ni debates. El organismo no rinde cuentas al Legislativo en torno a sus decisiones, de acuerdo con legisladores del PRI como Claudia Pastor Badilla. De hecho, acusan que Jorge Alcocer pidió en su momento al INAI, suspender las solicitudes de información que formula el público para conocer la actuación de las diferentes instancias de salud en el país.

Todos los ciudadanos deberíamos estar exigiendo que sesione el Consejo de Salubridad Nacional por Covid-19.

Compartir esta publicación