Compartir esta publicación

Lo de hoy / Últimas noticias

Ahora el presidente prefiere viajar en camionetas “machuchonas” y hace a un lado el Jetta

Ahora el presidente prefiere viajar en camionetas “machuchonas” y hace a un lado el Jetta

El morenista ha dicho que usar este tipo de automóviles para el traslado de funcionarios son “fantocherías”

El presidente Andrés Manuel López Obrador cuando sale a sus giras por el interior de la República ahora prefiere trasladarse en camionetas “machuchonas”, tipo Suburban, blindadas de nivel blindaje VI y no en su auto austero blanco Jetta Clásico.

Ya es común ver al jefe del Ejecutivo en camionetas, pese a que la venta de vehículos oficiales de lujo en subasta se dio el pasado 24 de febrero de  2019, y la cual formó parte de las medidas de austeridad anunciadas por el presidente, quien ha dicho que usar este tipo de automóviles para el traslado de funcionarios son “fantocherías”.

Ahora se le vio en una lujosa camioneta en su gira al puerto de Acapulco en Guerrero, en donde ofreció su conferencia de prensa en las instalaciones de la Base Naval y en las que desde muy temprano ya había un tumulto de personas bloqueando la entrada.

Durante su gira y después de informar de los múltiples recursos de programas federales que su gobierno ha entregado a los guerrerenses, se trasladó al emblemático parque Papagayo del puerto para supervisar la primera etapa de las obras de rehabilitación que costaron 300 millones de pesos.

En el momento en el que el Presidente les prometía agua a los acapulqueños y aseguraba que les iba a limpiar la bahía de aguas residuales, afuera más de 10 grupos de personas protestaban en espera de que los atendiera.

Ante la presencia del tumulto, Andrés Manuel junto con la alcaldesa de Acapulco, la morenista Adela Román Ocampo, salió por el estacionamiento del ayuntamiento, que conecta con el parque, hacia la avenida Cuauhtémoc.

La comitiva presidencial viajaba en dos camionetas blindadas, tipo Suburban, negras, tomaron otra ruta de salida, los manifestantes se percataron del movimiento y corrieron a encararlo, pararon su camioneta y por unos minutos con gritos de ¡Fuera Adela! ¡Fuera Adela! ¡Fuera Adela!, interrumpieron el trayecto del jefe del Ejecutivo.

En un video publicado por la agencia Quadratín de Guerrero se ve que en la segunda camioneta en la que viajaba el mandatario de copiloto, fue detenida por los manifestantes, acto siguiente, dos personas, hombre y mujer, de la ayudantía de Presidencia, colaboraban para quitar de enfrente a hombres y mujeres que repudiaban a la alcaldesa. 

Sus preferencia por las camionetas cada vez es más notable, en su viaje a Badiraguato, Sinaloa, el pasado 29 de marzo, el Presidente viajó al lugar de nacimiento del narcotraficante Joaquín Guzmán Loera, alias “El Chapo” en donde saludó a la madre del capo, a quien le dijo que había recibido su carta.

“Te saludo, no te bajes, no te bajes, ya recibí tu carta”, le dijo a María Consuelo Loera Pérez quien se encontraba en su camioneta, mientras que el mandatario regresó a la Suburban negra.

El 5 de diciembre de 2019, el mandatario explicó tras ser cuestionado por usar una Suburban en sus viajes: “hasta me rayé, porque es modelo reciente, no blindada. Sí, tenemos dos, las que dejamos, porque es más fuerte; porque en carretera, en el Jetta sí estoy más expuesto”.

En su visita a la nueva fábrica de armas de la Secretaría de la Defensa Nacional, en Oriental, Puebla el pasado 29 de noviembre de 2019.

El presidente Andrés Manuel López Obrador en la Suburban negra. Especial

Compartir esta publicación