Compartir esta publicación

Covid-19 / Educación / Entérate / Lo de hoy / Últimas noticias

#Especial: La pandemia mostró las carencias tecnológicas

#Especial: La pandemia mostró las carencias tecnológicas

En la última década, el consumo de televisión abierta ha ido a la baja. Mientras en 2009 la población pasaba en promedio tres horas con 16 minutos frente a la pantalla, una década después el tiempo se había reducido a dos horas con 33 minutos. Así lo dio a conocer a principios de año el estudio ¿Cómo se ve la TV en México?

Aunque en México el 92.5 por ciento de los hogares tienen televisión, solo el 68 por ciento la consume. Actualmente, el internet tiene una mayor penetración entre la población que la misma televisión abierta. Según el estudio “TGI México 2019 Wave I+II+III”, el 81 por ciento de la población consume internet.

Estos números podrían ser positivos, pero la realidad es más compleja de lo que aparenta.

La llegada del internet

El internet ha llenado el espacio que ha ido dejando la televisión abierta. Según la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares 2019, el 70 por ciento de la población es usuario de internet. Alrededor de 80 millones de personas.

La distribución de usuarios de internet es mucho mayor en ciudades que en zonas rurales del país.

Los teléfonos inteligentes han permitido la masificación del internet pero de una manera desigual. Muchos de ellos se conectan a una conexión gratuita, es decir, no pagan por el servicio fijo. Esto los vuelve vulnerables ya que dependen de otros para poder consumir el servicio.

Del total de usuarios, el 95.3% se conectaron a través de un celular inteligente (smartphone), el 33.2% lo hizo por medio de una computadora portátil, el 28.9% utilizó una computadora de escritorio, el 23.4% de los usuarios de  internet se conectó a través de un televisor con acceso a  internet (smart TV) o algún dispositivo conectado a éstael 17.8% por medio de una Tablet y un 8.4% a través de una consola de videojuegos.

Pandemia reveló la realidad

Cuando comenzó la cuarentena de covid-19, las clases se dieron en línea. Maestros enviando mensajes por WhatsApp y pidiendo trabajos que muchas veces tenían que hacerse por teléfono debido a que los alumnos no contaban con una computadora o en el mejor de los casos debían compartirla con sus hermanos o padres.

La decisión de realizar clases mediante la televisión podría no sonar mal, pero se olvidó tomar en cuenta varios factores.

En el país hay 1.8 televisiones por hogar, pero 2.1 hijos por casa. Es decir, hay más niños que televisiones disponibles para poder ver sus tareas.

44.3 por ciento de los hogares tiene al menos una computadora. El promedio de habitantes por casa en México es de 3.7. Es decir en el hogar promedio, con una sola computadora, papá, mamá e hijo deben trabajar y hacer tareas escolares.

Eso sin contar que hay papás que no está trabajando en casa, sino que deben salir y no hay nadie que supervise a los menores de edad que pueden estar o no viendo sus clases por televisión.

Compartir esta publicación