Compartir esta publicación

Entérate

Fomenta la inversión desde casa

inversión

Por GBMHomebroker

Una de las principales lecciones a transmitir a la juventud, es sensibilizarla sobre el orden del dinero y su planeación.

“Es muy importante transmitir la lección de que el dinero, si no se usa para adquirir un bien o servicio, debe estar trabajando de forma diaria.”

Es común que los hijos hereden características particulares de los padres, principalmente por genética, y que llevan a comportamientos innatos. Sin embargo, administrar el dinero es un conocimiento que se va adquiriendo a través del tiempo, y muchas veces está influenciado por las costumbres adquiridas en el hogar.

Por eso, es importante comenzar a generar hábitos y conocimientos desde muy jóvenes sobre las ventajas del ahorro e inversión, por lo cual presentamos tres lecciones que podrían serte útiles para ir construyendo en tus hijos bases para un mejor manejo de los recursos que los beneficien en su futuro.

Planear es parte de la vida

Un primer paso es dividir los recursos por objetivos, tales como viajes, imprevistos, escuela y entretenimiento, entre otros, y tener un plan específico para lograr cada uno de ellos. Del orden se deriva la disciplina de ahorrar e invertir. Claro que, dependiendo la edad, el objetivo puede variar; por ejemplo, para un menor de edad, independientemente del monto, adquirir el hábito recurrente de separar los recursos y entender el concepto de comenzar a invertir puede ser un gran inicio.

No hay mejor lección que el ejemplo

Al transmitir cualquier idea, es fundamental dar ejemplos, tal como podría ser el comenzar la apertura de una inversión para un objetivo de tus hijos; el más común puede ser la educación. En este sentido, supongamos que tu hijo tiene 15 años de edad, con un gran horizonte de tiempo por delante; si en los últimos quince años hubieras invertido $100,000 pesos con una combinación 50% en bolsa y 50% en cetes, al día de hoy los recursos serían de $420,659, es decir, un rendimiento en el periodo del 321%, o sea que por cada peso invertido, hubieras recibido $3.2. Lo anterior se hubiera potencializado si sólo hubieras invertido en bolsa, llegando a $760,367. 

Es importante señalar que rendimientos del pasado no son garantía del desempeño en el futuro, pero sí muestran los beneficios de invertir, por eso abrir una inversión para tus hijos lo más temprano posible es fundamental.

El dinero siempre debe estar trabajando

Es muy importante transmitir la lección de que el dinero, si no se usa para adquirir un bien o servicio, debe estar trabajando de forma diaria. Muchas veces, el ahorro se realiza de manera informal, acumulando el dinero en la casa, desde una alcancía hasta el sitio preferido para “guardar”, pero eso no implica que estemos maximizando esos recursos; de hecho, si consideramos la inflación, cada día que tenemos esos recursos ahí, estamos dejando de ganar, y por otra parte perdiendo poder adquisitivo. De ahí la importancia de enseñar a tus hijos a invertir.

Así que quizá ya eres un ahorrador e inversionista, pero ¿has transmitido eso a tus hijos? Cualquier momento es indicado para comenzar con ese aprendizaje, y existen los productos para hacerlo realidad, como los fondos de inversión.

Compartir esta publicación