Compartir esta publicación

Entérate

¿Minusvalía o pérdida?

minusvalia perdida

Por GBMHomebroker

Al empezar a invertir, hay algunos términos que son necesarios que los entiendas, entre ellos la minusvalía.

“Cuando el valor de una inversión incrementa, se dice que se registró una plusvalía. Por el contrario, cuando desciende su valor, se habla de una minusvalía, lo cual no implica necesariamente una pérdida”.

Cuando comienzas a invertir, en algún momento puede ocurrir que enfrentes una minusvalía. Esto puede poner a prueba tu aversión al riesgo o tu perfil de inversionista. Pero ¿qué son las minusvalías?

Quizás el término te sea familiar, sobre todo si cuentas con una Afore. Una minusvalía es la reducción en el valor de un activo financiero (bonos, acciones, fondos de inversión, divisas, etc.) debido a variaciones del mercado.

Hacia arriba o hacia abajo

Plusvalía — Minusvalía

Estos movimientos hacia arriba o hacia abajo ocurren en respuesta a ciertos eventos, que van desde reportes trimestrales, beneficios empresariales, datos macroeconómicos, catástrofes y más.

Cuando el valor de una inversión incrementa, se dice que se registró una plusvalía. Por el contrario, cuando desciende su valor, se habla de una minusvalía, lo cual no implica necesariamente una pérdida, pero no nos adelantemos.

Minusvalía vs. Pérdida

Para entender una minusvalía, piensa que adquieres una casa en $200,000. Está localizada en la mejor zona de la ciudad, con servicios, centros comerciales y muchas cosas más, por lo que en 10 años ya no vale los $200,000 que invertiste, sino $250,000. En este caso, tu inversión te ha dado una plusvalía de $50,000. Sin embargo, dos años más tarde, el gobierno de la ciudad decide construir un tiradero de basura en la zona cercana. Esta decisión hace que el valor de tu casa se vaya a $180,000.

En este escenario, tuviste una minusvalía de $20,000. Asustado porque el valor ha disminuido, decides venderla. En ese momento tienes una pérdida. Te preguntarás por qué.

Piensa lo siguiente. Unos meses después de anunciado el proyecto para el tiradero de basura, éste se cancela. Y en su lugar, se decide construir un enorme centro comercial. Ahora tu casa valdría $270,000, pero tú la vendiste en $180,000. Ahí has consolidado tu pérdida, ya que si la hubieras conservado, hubieras tenido una plusvalía de $70,000.

Este sencillo ejemplo aplica para casi todas las inversiones; por eso, se vuelve fundamental contar con equipo de especialistas que te orienten y respalden al momento de tomar esas decisiones.

Compartir esta publicación