Compartir esta publicación

Entérate / Lo de hoy

#Reportaje: Presupuesto privilegia programas asistencialistas

#Reportaje: Presupuesto privilegia programas asistencialistas

Por Gabriela Rivera
@gabs_07

Los programas asistencialistas del gobierno de Andrés Manuel López Obrador recibirán hasta 40% más de recursos en 2021 en comparación con lo que recibieron el año pasado, justo cuando se celebrarán las elecciones intermedias.

“El proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para 2021 se constituirá en la hoja de ruta para el logro de los objetivos prioritarios de desarrollo nacional”, aseguró el mandatario en la carta que envió junto con el proyecto a la Cámara de Diputados

En el documento, añadió que el enfoque del gasto del 2021 será atender a quienes más lo necesitan, ya que la política económica no puede beneficiar a las minorías.

Con este argumento, se incrementaron los recursos de los programas de becas escolares, las pensiones para los adultos mayores y las personas con discapacidad, así como los apoyos a las madres trabajadoras, todos ellos programas asistencialistas que entregan recursos en efectivo a la población.

Fuente: Elaboración propia a partir de PEF 2020 y PPEF 2021

De acuerdo, con el PPEF solo tres programas estrella del gobierno tuvieron recortes importantes, el de las becas de educación básica, el programa de capacitación de los jóvenes y las tandas para el bienestar, que este año se utilizaron para ayudar a los pequeños empresarios a enfrentar la crisis económica causada por el COVID-19. Pese a esto, siguen recibiendo recursos millonarios que se seguirán repartiendo entre la población.

De todos ellos, las pensiones para adultos mayores, las becas para estudiantes y los apoyos para personas con discapacidad están incluidos en la Constitución Mexicana, por lo que el Estado está obligado a garantizar esa ayuda económica a estos sectores.

El secretario de Haciendo, Arturo Herrera, afirmó que el paquete presupuestal privilegia a los sectores más desprotegidos, y los incrementos en estos programas se hicieron a partir de ahorros en otros sectores de las Secretarías de Estado.

Sin embargo, organizaciones de la sociedad civil señalaron que los recortes se aplicaron a programas prioritarios de cada sector, para incrementar los programas sociales del presidente.

Por ejemplo, en educación se recortó presupuesto a la CONAFE y se desapareció el programa Escuelas de Tiempo Completo, con lo que su pudo destinar más recursos al programa de becas, denunció David Calderón, presidente de Mexicanos Primero.

En tanto, activistas y grupos de derechos humanos de las mujeres denunciaron que hicieron lo mismo en los programas de igualdad de género, donde se quitaron recursos a la Alerta de Género para aumentar las pensiones a las adultas mayores.

Por otro lado, el Programa Sembrando Vidas también tuvo un aumento de casi 3 mil millones de pesos, aunque no ha dado los resultados esperados y ha sido objeto de revisiones por casos de corrupción. En cambio, otros programas destinados al campo sufrieron recortes del más del 50%, pese al compromiso del gobierno por mejorar la productividad de los agricultores mexicanos.

Mario Di Costanzo, extitular de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), aseguró que el gobierno federal está dispuesto a privilegiar el gasto en programas sociales, mientras castiga a la inversión pública.

“El margen es nulo y en este presupuesto no hay espacio para reactivar la inversión pública. Entonces se va cumplir con un perfil electorero pero no uno que busque la reactivación económica”, dijo Di Costanzo.

Y aunque se ha dejado desprotegidos a grupos vulnerables como los niños y las mujeres con este presupuesto, ningún integrante del Congreso de la Unión se ha manifestado en contra del proyecto del 2021 y el uso de recursos en año electoral.

En cambio, se han manifestado por otros temas, como los recursos que deberán recibir los estados y municipios para la operación del siguiente año.

Compartir esta publicación