Compartir esta publicación

Entérate / Lo de hoy / Últimas noticias

#Reportaje: Teletrabajo incrementó 30% el gasto en los hogares

#Reportaje: Teletrabajo incrementó 30% el gasto en los hogares

Por Gabriela Rivera

@gabs_07

El sueño de Ana se hizo realidad cuando le dijeron que se iría a trabajar a su casa mientras durara la crisis sanitaria de COVID-19. Por fin dejaría de viajar tres horas diarias para ir de su casa en Tecamac a la oficina en Polanco, ya no tendría que levantarse a las 6 de la mañana y comería en su casa, lo que ayudaría a su gastritis.

En la empresa de marketing donde trabaja le dieron equipo de cómputo y revisaron que tuviera un espacio idóneo e internet de banda ancha. De igual manera, le han proporcionado toda la ayuda técnica que ha requerido a lo largo de 8 meses de encierro.

 De lo que no se ha hecho cargo su compañía es de los pagos de internet, luz, agua, gas y comida que se incrementaron en estos meses. 

“Mi internet era bueno, pero no da para aguantar tantas juntas por videoconferencias. Entonces tuve que contratar un servicio más pro, que tuvo un aumento de 300 pesos al mes. Eso no me lo está pagando la empresa”.

La chica de 28 años cuenta que el gasto de luz también subió porque ahora está conectada todo el día, desde las 8 de la mañana hasta las 7 de la noche; y su gasto de despensa también subió, ya que tiene que comprar las galletas y el café que antes le proporcionaba la empresa de forma gratuita.

Diversos estudios sobre el teletrabajo revelan que los gastos de las personas que mudaron su oficina a la casa aumentaron en promedio 30% de forma mensual.

“Por un lado, las empresas dejaron de tener gastos operativos, pero la gente que está trabajando desde casa está pagando más en sus servicios, lo que impacta en su economía”, Charles Chamouton, director de marketing e innovación en Up Sí Vale.

La encuesta “COVID-19, principal disruptor del teletrabajo”, elaborada por la empresa, señala también que dos de cada 10 personas tuvieron que hacer adecuaciones en su hogar para tener un espacio de trabajo o comprar mobiliario adecuado (como sillas, escritorios y hasta amplificadores de Wi-Fi).

Si bien la gente añoraba el teletrabajo o home office, en estos meses de pandemia se han dado cuenta que se requieren de otras cosas para tener condiciones similares a la de la oficina y operar de la misma manera, ya que las empresas esperan que sigan funcionando como su estuvieran en su lugar de trabajo.

Con este aumento de gastos, Ana duda por momentos de los beneficios del home office. “La empresa no se hace responsable de nada de esto y yo terminé subsidiando gastos que tendrían que pagar ellos, porque ellos sí se los están ahorrando con nosotros fuera de la oficina”, asegura la joven.

Lo que Ana agradece es que, pese al incremento en gastos, mantiene su sueldo completo, mientras que su amiga y roomie, Carolina, vio disminuido su sueldo en 20% al trabajar en un portal de noticias. 

“Tengo que pagar luz e internet, los gastos no son solo de Ana, pero a mí se me pegó el aumento en el presupuesto porque me están quitando tres mil pesos a la quincena y tengo que apretarme para poder cubrir todo”, dice Carolina. 

Pese a que el gobierno federal pidió no recortar sueldos o despedir al personal, las empresas optaron por reducir los salarios de sus trabajadores, como una medida de ahorro. “Nos argumentaron que con eso no habría despidos”, cuenta la chica.

Además de los insumos para trabajar, los empleados vieron un incremento en el costo de sus despensas, pues ahora compran cosas que las oficinas generalmente dan a sus empleados.

¿Qué están comprando los empleados mexicanos cuando trabajan en su casa?

  • Café y azúcar
  • Papel de baño
  • Jabón para manos 
  • Leche
  • Gel desinfectante
  • Agua embotellada o garrafón)

De acuerdo con la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC), durante el confinamiento, el gasto de una familia de cinco integrantes aumentó dos mil 750 pesos mensuales, ya que ahora hay más gastos dentro del hogar.

Pero solo algunas empresas mexicanas se han preocupado por atender esta situación y hacerse cargo de los gastos de sus empleados. La empresa UP Sí Vale lanzo una tarjeta con la que se pueden pagar servicios de luz, agua, gas, teléfono e internet, además de comparar insumos de cómputo y papelería.

La compañía de servicios de vales apuesta porque los patrones se hagan cargo de estos gastos a través de su producto y los empleados puedan seguir laborando en casa, sin que esto impacte a su bolsillo.

Sin embargo, esto no es obligatorio en México, por lo que será cuestión de que las empresas tomen alguna responsabilidad con sus empleados. Contrario a lo que sucede en España, donde el Poder legislativo ya trabaja en un anteproyecto para que las compañías sean responsables de cubrir estos servicios en los hogares de sus empleados.

Si bien en ese país, lograron regular el teletrabajo y se contempla el tema de los gastos en la legislación, los españoles están esperando para ver cómo se aplicará la ley en la realidad.

Compartir esta publicación