Compartir esta publicación

Entérate / Lo de hoy / Últimas noticias

#Reportaje: La inseguridad se siente al salir de tu casa

#Reportaje: La inseguridad se siente al salir de tu casa

Por Gabriela Rivera

@gabs_07

La percepción de seguridad empieza en la comunidad en la que vives y los mexicanos ven cada vez más peligroso ese entorno en el que habitan y realizan sus actividades cotidianas. 

La Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) reporta incivilidades o acciones delictivas que la gente percibe como inseguridad hechos que afectan su vida y que consideran que ponen en riesgo a sus familias:

  • Consumo de alcohol en la calle
  • Disparo frecuente con armas
  • Robos y asaltos
  • Vandalismo
  • Venta o consumo de droga

“A veces crees que esas acciones no te dañan pero cuando ya piensas si eso pone en riesgo a tu familia, lo consideras dos veces”, dice Juan Carlos Rodríguez, quien consideró mucho de estos factores cuando decidió cambiar su vivienda de una colonia a otra.

Después de elegir la colonia Álamos como su vivienda, transitó las calles por la tarde y la noche, para identificar alguna problemática que pudiera haber alrededor del departamento que había elegido para mudarse.

“En la esquina hay una vinatería y en las noches ves grupos de jóvenes bebiendo alcohol en la banqueta. También revisé el índice delictivo y encontré que algunas calles aledañas están en foco rojo por la cantidad de asaltos que ocurren allí”, eso me hizo replantearme el cambio de casa a esta zona.

Sin embargo, en Narvarte, la colonia donde vivía, ya no había garantías de seguridad: los robos eran cada vez más frecuentes, la venta al menudeo de drogas ocurría ya enfrente de su casa y los asesinatos a plena luz del día en las calles lo llevaron a buscar un nuevo hogar.

Los datos de la encuesta señalan que los habitantes de la Ciudad de México tienen una percepción de riesgos muy altos respecto a estos delitos. 

Por ejemplo, 70% de los habitantes escuchó o presenció un robo o asalto en los alrededores de su vivienda; 76% ha visto el consumo de alcohol en las calles aledañas a su hogar; y 57% presenció la compra o consumo de drogas.

Estas situaciones hacen que personas como Juan Carlos se replanteen su lugar de vivienda a un espacio menos riesgoso del que habitan. “No podía pensar en algún lugar donde no hubiera delitos, como mi esposa me dijo, solo tenemos que ser más cuidadosos”, explica el joven de 37 años.

Los cambios de hábitos de los ciudadanos también se midieron en la encuesta y los mexicanos, no solo los capitalinos, han transformado algunas acciones, con el objetivo de salvaguardar su integridad.

La población dejó de portar o de usar objetos de valor consigo para no llamar la atención, ya no camina de noche y evita salir cuando cae la noche, los niños no pueden salir a las calles solos, y también cambiaron las horas de salir a visitar a familiares o amigos.

Con estas medidas la población busca no exponerse de más o evitar el riesgo a algo tan simple como un asalto, pero también otros delitos más graves, como el secuestro o la desaparición.

Al final Juan Carlos y su familia sí se cambiaron de domicilio, pero —como otros mexicanos— cambiaron sus hábitos, en lo que se familiarizan y conocen la nueva colonia a la que llegaron.

“Nosotros ya no salimos de noche y de día evitamos caminar por las calles que ubiqué como peligrosas. Si salimos con el niño a caminar un rato, lo hacemos por las que ya vimos más transitadas y lo hacemos con la luz del sol. Porque además vimos que la gente cierra locales y se guarda en sus casas a las 6 d ella tarde, lo que hace que las calles estén más solas”, explica Juan Carlos .

Aunque considera que el cambio fue para bien, está seguro que la colonia elegida no es tan segura y tiene la percepción de que todavía existen riesgos. Aunque también asegura “ya no creo que haya una colonia completamente segura en la ciudad”.

Compartir esta publicación