remesas

#Especial: Remesas de migrantes salvaron al país de la catástrofe económica

La pandemia de covid-19 afectó a todos los sectores productivos del país. México se vio paralizado económicamente y la nula acción de las autoridades ahondó aún más el problema. Sin las remesas, la historia sería otra.

Las principales fuentes de divisas para México son:

  • Industria automotriz
  • Agroalimentaria
  • Remesas
  • Turismo
  • Ingresos petroleros

Todos estos rubro se vieron afectados este año por la pandemia, todos excepto uno.

Migrantes, los héroes de fuera

Mientras la industria más importante del país, el turismo, sufría su peor época por el confinamiento del coronavirus, unos héroes se preparaban para salvar a México.

Cuando todos los analistas esperaban que las remesas se desplomaran, por el contrario, los mexicanos que viven en el extranjero decidieron sacrificarse y enviar dinero a sus familiares aquí.

De enviar un promedio de 300 dólares, comenzaron a mandar 500 dólares, casi el doble. Y eso no es por que estuvieran ganando más dinero, sino por que les preocupaba la situación de sus familias en México.

Como se observa en la gráfica, el inicio de la pandemia coincidió con el mayor envío de remesas en la historia del país. Lo que se ha enviado hasta septiembre de este año, es casi la misma cantidad que todo lo recibido en 2019.

Los rubros que se desplomaron

Las otras industrias que eran una fuente segura de ingresos para el país se desplomaron. Por ejemplo, el turismo se desplomó con la pandemia. Millones de viajeros dejaron de entrar al país, al igual que miles de turistas nacionales prefirieron quedarse en casa.

La industria turística mexicana, que aporta el 8.7 % del producto interno bruto (PIB), no se recuperará por completo hasta 2023, según las estimaciones de Miguel Torruco, titular de la Secretaría de Turismo (Sectur).

El petróleo es otro ingreso que se cayó. Según la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, en los primeros nueve meses del año, los ingresos petroleros le dejaron al gobierno 396,959 millones de pesos, lo que significó una caída de 45.7%, en términos reales, en comparación con el mismo periodo del año previo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: