Compartir esta publicación

Entérate / Lo de hoy / Últimas noticias

#CartasDeUnCiudadano: Tabasco… crónica de una tragedia ambiental anunciada

Obrador-Tabasco-CER-Sello

Por Sebastián Jaimes Garfias

Twitter:  @Sebastian_JG16

Se repite la historia. Después de trece años Tabasco y el sureste de México se vuelven a inundar.
Las lluvias y fenómenos climáticos estacionarios han causado estragos e imágenes muy similares a los que ocurrieron en 2007. Vemos calles, viviendas y campos inundados, vemos pérdida de bienes materiales y desafortunadamente vemos también pérdidas humanas. ¿Acaso no se aprendió nada de las inundaciones anteriores? ¿Acaso no dejaron importantes lecciones?


Hay muchos ingredientes de fondo que contribuyen a la cocción de una tragedia como ésta.


En primer lugar, el asentamiento de poblaciones en zonas de riesgo como hemos observado. Lo anterior per se no es el problema, lo es la constitución de estas comunidades que no cuentan con los recursos materiales, económicos y de infraestructura adecuados que les permita hacer frente de mejor manera a estos fenómenos. Esta condición debe cambiar para evitar el desplazamiento de las ciudades y zonas afectadas, debe de haber una
importante inversión económica y material para mejorar su calidad de vida, proporcionándoles ipso facto una mayor capacidad de blindaje y prevención contra las adversidades de la naturaleza.


En segundo lugar, está la capacidad de acción y reacción a niveles estatales y federales para atender a la población. En ambos casos la reacción ocurrió demasiado tarde, no se vio la presencia del Estado; en los momentos más cruciales de los estragos se dejó a mucha gente a su suerte.

Es muy lamentable que las cosas hayan vuelto a ser así.


En tercer lugar, está el cambio climático. Si bien se trata de fenómenos estacionales, los desequilibrios en el ambiente a consecuencia de actividades humanas, como el exceso de emisiones de dióxido de carbono que aceleran de manera importante el proceso de calentamiento global, contribuyen a que estos fenómenos sean cada vez más devastadores.
Lo anterior no ocurre nada más en México, sucede en todo el mundo. Por eso es importante empezar a actuar en consecuencia si queremos tener un futuro; debemos dejar en el pasado a las tecnologías y energías del pasado, contrario al pensamiento de nuestro obstinado, poco verde y anticuado Ejecutivo.

En ese sentido, es una lástima y una vergüenza tener a un presidente que vive atrapado en el pasado del carbón y de los combustibles fósiles. Insisto, una patética y triste vergüenza.

Es inconcebible que tragedias como éstas sigan ocurriendo sin que se hayan aprendido certeras y sustanciales lecciones, es inconcebible que se hagan pocas o nulas cosas para mejorar la cultura de la prevención en ese sentido, es inconcebible que vidas humanas se sigan perdiendo de esta manera. Aprendamos a ser precavidos y sobre todo, aprendamos a cuidar a nuestro planeta y a nuestro entorno, de no ser así, inundaciones como las de Tabasco serán más cada vez más frecuentes y más devastadoras.

Compartir esta publicación

Deja tu Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Campos requeridos *

Usted tal vez utilice estos HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>