Compartir esta publicación

Entérate / Lo de hoy / Medio Ambiente / Últimas noticias

#Reportaje: En medio ambiente, AMLO dice una cosa pero hace otra

#Reportaje: En medio ambiente, AMLO dice una cosa pero hace otra

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha reiterado todo este año que su gobierno es el más respetuoso del medio ambiente y que no permitirá que las empresas exploten los recursos naturales de manera desmedida. Sin embargo, en los dos años de gobierno, el mandatario ha insistido en acciones que van en contra de su discurso.

“Por convicción, hemos decidido cuidar el medio ambiente como nunca lo hicieron los anteriores gobiernos ni lo demandaron los pseudoecologistas que tanto nos atacan”, dijo el presidente durante su segundo informe de gobierno.

Antes y después de presentar su reporte de actividades, el mandatario ya había asegurado que en su administración se trabaja para proteger el medio ambiente. Incluso en octubre pasado aseguró que “no hay privilegios ni impunidad para nadie”.

https://fb.watch/1WtJBstzBM/

No obstante, hay otros 5 proyectos del gobierno que atentan contra los compromisos contraídos por el país en convenios internacionales para combatir el calentamiento global y reducir las emisiones contaminantes.

1. Tren Maya

En el afán de llevar el progreso al sureste del país, la construcción del tren devastará más de dos mil hectáreas de selva, provocando la mayor deforestación en la región durante los últimos años.

Un informe técnico realizado por la Cámara de Diputados en 2019 señala que las afectaciones en la región incluyen pérdida de vegetación, daños en la hidrología superficial y subterránea, así como cambios en los causes de ríos y contaminación a causa de la construcción. 

También existen riesgos de incendios durante la construcción y en la operación del tren, además de que las vías afectarían los corredores de vida y migración de los animales que viven en la selva, lo mismo que los posibles asentamientos humanos irregulares a lo largo de la vía que se hagan en años posteriores.

2. Energías limpias

Los cambio en la legislación y la operación de la Comisión Regulatoria de Energía (CRE), así como la publicación del  Acuerdo para garantizar la eficiencia, confiabilidad, continuidad y seguridad del Sistema Eléctrico Nacional complicaron la relación con las empresas generadoras de energías limpias y organismos civiles que han apoyado la transición al uso de energías renovables, en lugar de hidrocarburos.

La semana pasada, Greenpeace y otra dicen de empresas ganaron el amparo que suspende el acuerdo y permite que las energías renovables vuelvan a jugar un papel importante en el país y no solo privilegiar a los hidrocarburos.

Y aunque AMLO ha asegurado que no se negó el uso de energías renovables, sí arremetió contras las empresas dedicadas a esto. , asegurando que muchas de ellas se dedicaban a otra cosa y de repente se volvieron a este sector por los beneficios gubernamentales que tenían.

“Limpias en el sentido más amplio de la palabra, porque eso lo habían usado de pretexto para hacer negocios lucrativos, al amparo del poder, para recibir subsidios del gobierno, para que costara más la luz y nos afectara a todos”, aseguró el mandatario en junio pasado.

3. Refinería Dos Bocas

La insistencia de seguir utilizando hidrocarburos como principal fuente de energía y de ingreso para la economía del país, llevó a López Obrador a insistir en la construcción de la refinería en Veracruz. 

Con su construcción se afectarán miles de kilómetros de manglares, se alteraran los causes de las aguas en una zona naturalmente inundable afectación del hábitat de las especies animales de la zona, y modificación en la erosión del suelo, de acuerdo con la Manifestación de Impacto Ambiental, elaborada por PEMEX.

Y una vez que comience la operación para generar 340 mil barriles de petróleo crudo diariamente, se generarán emisiones estimadas de óxidos de nitrógeno, monóxido de carbono y dióxido de azufre, que contribuyen al calentamiento global.

4. Fracking

El gobierno de AMLO está financiando dos proyectos de extracción hidráulica de gas y aceite (o fracking) en el país, a los cuales ya se les destinaron 17 mil millones de pesos en los primeros dos años de gobierno, y que tendrán otros cuatro mil millones para el siguiente año.

Esta práctica ha sido prohibida en otras partes del mundo por la gran cantidad de agua que se requiere para la extracción y que no se puede reutilizar por los contaminantes que tiene. Además, durante las perforaciones  se corre el riesgo de contaminar los mantos acuíferos aledaños a la zona de extracción.

5. Recortes a la protección del medio ambiente

En los últimos dos años, el presupuesto destinado al tema de medio ambiente y recursos naturales ha sufrido un recorte de 20% en comparación con 2018. 

Sin embargo, hay dependencias que se han visto seriamente afectadas para seguir operando por la falta de recursos como la Comisión Nacional de Reforestación (Conafor), la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (Profepa),, la Comisión Nacional del Agua (Conagua), la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) y la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio).

Compartir esta publicación