#Reportaje: Empresarios logran acuerdo sobre outsourcing

Por Gabriela Rivera

@gabs_07

En un intento por frenar el enfrentamiento que causó la iniciativa para eliminar el outsourcing ilegal el presidente Andrés Manuel López Obrador y los empresarios firmaron un acuerdo, en el que se comprometieron a ir eliminando esta figura de las nóminas de las compañías.

“Las partes están de acuerdo y se comprometen a resolver el problema del abuso de la subcontratación de personal. Las empresas del país iniciarán de inmediato el proceso para regularizar sus plantillas en el marco de la iniciativa de ley presentada por el Ejecutivo Federal”, dice el Acuerdo Tripartita entre sector empresarial, obrero y el Gobierno de México sobre la subcontratación.

De acuerdo con los cálculos del gobierno, las empresas evaden 21 mil millones de pesos al no dar de alta a sus trabajadores ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) o registrarlos con salarios inferiores a lo que realmente ganan, en lo que se conoce como esquema mixto.

Con esta práctica, las empresas evaden impuestos, pero también dejan desprotegidos a sus trabajadores, ya que no les otorgan las prestaciones que les corresponden o se reducen por esta mala práctica.

Karina Sánchez vivió en carne propia esta situación hace un mes, cuando la empresa aceleradora de start-ups la despidió bajo el argumento de necesitaban recortar la plantilla por la pandemia de coronavirus.

El problema fue que Karina estaba bajo un esquema mixto, registrada ante el IMSS con un salario de 1,500 pesos mensuales, cuando en realidad ganaba 25 mil pesos libres. Al momento de presentarle su liquidación le dieron la mitad de lo que por ley le correspondía y la amenazaron con que aceptaba esa cantidad o le daban lo que le tocaba con sus sueldo registrado ante el gobierno, que era mucho menos que esa cantidad.

Y es que, al reportar que su sueldo es de mil pesos mensuales, la empresas se amparan en que le estaba dando lo que le correspondía, aunque en realidad son ellas la que incurren en malas prácticas.

“Yo sabía que eso podía pasar porque mis últimos dos trabajos fueron iguales, pero la verdad esperaba más de ellos. Al final negociamos y la de la advertencia fui yo: o me pagaban lo que me tocaba o nos íbamos a juicio. No les convenía y me pagaron 75% de lo que me tocaba con mi sueldo real”, relata la joven de 35 años.

Ante el aumento de casos como el de Karina, el acuerdo tripartita pide a las empresas que manejan nominas que detengan estas prácticas ilegales, en las que se realizan acciones como despedir masivamente a los empleados diciembre para no darles aguinaldo.

A cambio, el gobierno de López Obrador se comprometió a aplazar la discusión de la eliminación total del outsourcing para febrero de 2021, cuando empiece el siguiente periodo legislativo.

Con esta decisión se podrían beneficiar más de seis millones de trabajadores que están contratados bajo este esquema, que viola todos sus derechos laborales. 

Sin embargo, el acuerdo dejó pendiente el tema del pago del reparto de utilidades, que es la causa principal por la que surgió el outsourcing ilegal en la década de los 80, ya que las empresas aprovecharon este esquema para dejar fuera del pago de utilidades a los trabajadores.

“El esquema de reparto de utilidades en el marco de lo planteado por la iniciativa del Ejecutivo en la que no se podrá subcontratar personal, no ha quedado suficientemente definido, ni socialmente debatido. En consecuencia, se necesita tiempo suficiente para una discusión abierta entre los sectores para definir un sistema de reparto de utilidades justo, equitativo y que evite la discrecionalidad en su pago”, señala el acuerdo que se dio a conocer el lunes por la noche

A %d blogueros les gusta esto: