#Reportaje: 2020, el peor año para ser periodista en México

Por Gabriela Rivera

@gabs_07

México sigue siendo el país más peligroso para ejercer el periodismo, y el gobierno de Andrés López Obrador el más mortal para todos aquellos que trabajan en medios de comunicación.

El ultimo dato de Reporteros Sin Fronteras señala que han muerto 8 periodistas, mientras que el Comité para Proteger Periodistas (CPJ por sus siglas en inglés) informó que hay 9 personas que murieron ejerciendo su labor.

Lo más preocupante es que el gobierno de López Obrador ha reconocido el indice de violencia registrado contra los comunicadores en su gobierno, e incluso presentó una cifra aun más preocupante: 19 personas asesinadas este año.

“Desde hace mucho tiempo, México ha sido el país más peligroso del hemisferio occidental para la prensa, que funciona en medio de una compleja red de bandas criminales, el narcotráfico y la arraigada corrupción oficial”, dice el reporte del CPJ, presentado hace un par de días.

De acuerdo con el registro del Comité, los 9 periodistas asesinados estaban realizando investigaciones sobre temas de corrupción y crimen organizado, o cubrían la nota roja para el medio en el que trabajaban.

Sin embargo, el organismo internacional apenas ha podido determinar la probable causa del asesinato en cinco de esos casos, en los cuatro restantes todavía se realizan investigaciones que permitan determinar la posible razón por las que los mataron.

En el análisis también señalan que Jorge Armenta Ávalos y Pablo Morrugares Parraguirre estaban inscritos en el Mecanismo de Protección de Defensores de Derechos Humanos y de Periodistas, y pese a contar con guardaespaldas, tanto los periodistas como sus protectores terminaron muertos, lo que demuestra las debilidades del programa operado por la Secretaría de Gobernación.

Estos hechos, lejos de escandalizar al gobierno, llevaron a que la misma Secretaría de Gobernación presentara un informe detallado sobre la violencia que han padecido los periodistas en los primeros dos años de gobierno. 

El 25 de noviembre pasado, Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, presentó el informe Agravios contra personas periodistas y quienes ejercen la libertad de expresión, en el que se muestra el aumento de muertes de periodistas en los últimos 10 años.

“Hay que señalar que, efectivamente, los tres últimos años han tenido un repunte significativo y reconocer que este año es, lamentablemente, el año donde se han cometido el mayor número de homicidios en la última década, alcanzando la cifra de 19”, admitió Encinas en la conferencia de ese día.

El documento también señala que 87% de  los periodistas fallecidos eran hombres, y la mayoría cubrían la nota roja. En cuanto a los agresores, los datos revelan que 48% de ellos eran delincuentes del fuero común y y 26% pertenecían a algún grupo de la delincuencia organizada.

Lo preocupante, además de la aceptación del incremento de la violencia, es que el subsecretario admitió que el índice de impunidad es que 61% de los casos de homicidio tienen una carpeta de investigación abierta y solo 5% han terminado en una sentencia. 

Esto significa que todavía prevalece aun alto indice de impunidad en la revisión de todos los casos de asesinatos, tal como lo demostró El CPJ en el reporte Índice de Impunidad Global, en el que se señala que estos casos no son investigados y los asesinos siguen en libertad.

Pese a que López Obrador se comprometió a terminar con la violencia que existe contra la prensa y la impunidad que hay sobre los casos de periodistas asesinados, en 2018 cuando asumido su cargo como presidente, la violencia va en aumento. 

“No obstante, este ciclo continúa inalterable (…) En la gran mayoría de los casos de asesinato, no se ha condenado a ningún acusado, según datos del CPJ, y los autores intelectuales permanecen libres. López Obrador ha interactuado muy raramente con el CPJ y otras organizaciones defensoras de la libertad de prensa y de la sociedad civil, y en las conferencias de prensa que ofrece a horas tempranas de la mañana ha denigrado a los medios mexicanos”, menciona el documento.

A %d blogueros les gusta esto: