Francia endurece las medidas ante el alza en los contagios y cierra sus fronteras

Jean Castex, Primer Ministro francés, informó que cualquier entrada a Francia y cualquier salida hacia su territorio o desde un país fuera de la Unión Europea estará prohibida, a menos que exista una razón imperiosa, a partir de la medianoche del domingo 31 de enero.

Francia cerrará sus fronteras para todas las personas procedentes de países que no pertenezcan a la Unión Europea como parte de un endurecimiento de medidas para tratar de parar la aceleración de contagios.

Las fronteras con la Unión Europea seguirán abiertas, pero se exigirá una prueba PCR negativa al llegar a territorio francés. Quedarán exentos de esa prueba los trabajadores fronterizos.

La medida se da luego de reunión de urgencia del Consejo de Defensa Sanitaria, realizada en el Palacio del Elíseo con la presencia del presidente Emmanuel Macron.

El Primer ministro francés fue enfático con los habitantes de Francia al señalar que “Los excesos de unos pocos no pueden arruinar los esfuerzos de todos”. “Se movilizará a policías y gendarmes para vigilar el cumplimiento del toque de queda, sancionar la organización de fiestas clandestinas y la apertura ilegal de restaurantes”.

A %d blogueros les gusta esto: