Estudio de la Universidad de Oxford, demuestra que el Tocilizumab SÍ reduce el riesgo de muerte por COVID-19 en pacientes graves

El tocilizumab, administrado vía intravenosa, se estudió en un ensayo que comenzó en abril del 2020 con pacientes con COVID19, que requerían oxígeno y tenían evidencia de inflamación.

Por cada 25 pacientes tratados con tocilizumab, se salvaría una vida adicional”, dice el ensayo clínico británico Recovery, que prueba toda una gama de medicamentos contra el SARS-CoV-2.

“Recovery” un estudio elaborado por la Universidad de Oxford, demostró que el tocilizumab (un medicamento antiinflamatorio) reduce el riesgo de muerte entre pacientes hospitalizados por COVID-19.

El estudio muestra igualmente que este medicamento reduce la estancia de los pacientes en el hospital y reduce la necesidad de respiración artificial.

Los ensayos anteriores con este medicamento habían “arrojado resultados poco claros”, señala un comunicado de la Universidad de Oxford y responsable del ensayo Recovery.

El estudio demostró beneficios mayores cuando se asocia la combinación del tocilizumab con medicamentos esteroides como la dexametasona.


El impacto combinado de la dexametasona y el tocilizumab es impresionante y muy bienvenido”.

Los datos del estudio sugieren que en pacientes con COVID-19 que requieren oxígeno y que presentan inflamación significativa, el tratamiento con la combinación de un corticosteroide sistémico (como dexametasona) más el tocilizumab reduce la mortalidad en aproximadamente un tercio para los pacientes que requieren oxígeno simple y casi la mitad para aquellos que requieren ventilación mecánica invasiva.

Ahora sabemos que este medicamento ayuda a todos los enfermos con niveles bajos de oxígeno y que ya sufren una inflamación avanzada”, destaca el estudio.

Fuente: Universidad de Oxford

A %d blogueros les gusta esto: