5 opciones para la inversión de tu aguinaldo

inversión de tu aguinaldo

Saber cómo invertir tu aguinaldo es la clave para comenzar el año nuevo con el pie derecho en materia de economía. 

El aguinaldo es una prestación laboral, sin duda la más esperada de diciembre porque es la cubre nuestras necesidades de festejos navideños e intercambio de regalos, sin embargo, debemos estar conscientes que la suma de dinero que recibamos debe ser destinada para un propósito más funcional que una festividad efímera.

La inversión del aguinaldo puede representar la clave para comenzar el año sin deudas y por qué no, también para comenzar a ahorrar o realizar tus aportaciones voluntarias a tu AFORE.

Toma en cuenta que aunque sea mucha la tentación de gastarnos ese “extra”, debemos estar conscientes que podemos hacerlo rendir si pensamos con claridad en todas las deudas que se deben pagar y que te puede permitir, mejorar tu crédito e incluso, adquirir bienes u objetos que realmente estabas necesitando.

Sino tienes deudas y quieres renovar tu guardarropa, o simplemente deseas irte de viaje o remodelar tu hogar, puedes hacerlo siempre y cuando considerando, que los costos de muchos servicios tienden a bajar durante enero y febrero; pero, si estás del otro lado de la balanza y cada quincena recibida está destinada a realizar pagos, podrías considerar que la inversión de tu aguinaldo sería liquidar o reducir tus deudas.

A continuación te presentamos cinco opciones para la inversión de tu aguinaldo que deberías considerar, si es que tus finanzas están débiles:

1. Pagar deudas de corto plazo como la de las tarjetas de crédito, esto podría reducir la cantidad de tus pagos e incluso liquidarla, dependiendo del monto.

2. Evita gastos innecesarios (impulsivos y caros intercambios navideños que sabemos que nunca son atinados, ni aunque expliques tus opciones de compra), porque además de tener precios inflados, generalmente solemos gastarnos todo en regalos y no guardamos nada.

3. Compara precios antes de adquirir productos y aunque te tome un poco más de tiempo, tu cartera te lo agradecerá.

4. Considera ahorrar un 20% del total de tu aguinaldo para proyectos de ahorro o metas a corto plazo: fondos de inversión, inversiones a plazo o mesa de dinero.

5. Elabora un plan de acción, donde determines qué necesitarás pagar y cubrir en enero y con base en éste, divide tu aguinaldo por parte y evitar gastar más de la cuenta.

Recuerda, se trata de una época de armonía, de dar y recibir, pero si te encanta ser dadivoso puedes hacerlo sin malgastar todo tu aguinaldo. Compra material de cocina y elabora postres o galletas para repartir, a la larga será más económico.

La inversión de tu aguinaldo es vital y debes hacer de forma consciente, más que de forma emocional.

Redacción Ciudadanos en Red