Se atora aprobación de leyes de la Guardia Nacional

El Senado pospuso la aprobación de varias leyes secundarias relacionadas con la Guardia Nacional debido a que no llegaron a acuerdos. La discusión se reanudará el próximo martes 21 de mayo.

Uno de los elementos más sensibles, es la transferencia de elementos del Ejército y la Marina a la Guardia Nacional. El gobierno federal propone que los elementos no deban pedir licencia al cargo. Pide que solo queden comisionados a la nueva fuerza. Esta idea va en contra del compromiso del mismo gobierno de que los elementos se separaran de su cargo. Así se garantizaría una guardia civil.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos, así como diversas organizaciones y expertos insistieron el miércoles en que las leyes secundarias de la Guardia Nacional deben garantizar los mismos controles y evaluaciones para sus integrantes (incluidos militares transferidos), que se aplican de forma indistinta a cualquier fuerza de seguridad del país.

La Guardia Nacional, actualmente desplegada en varios municipios del país, es en realidad una fuerza 100 % militar, integrada solo por efectivos del Ejército y a cargo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

La Secretaría de Marina (Semar) y la Policía Federal (PF) no han transferido elementos o equipos a dicha fuerza, por la falta de un marco regulatorio.

Según la Marina y la propia Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), tampoco se puede iniciar el reclutamiento de la Guardia, pues no hay claridad legal en los requisitos, ni de evaluación, ni de adiestramiento de la nueva fuerza.