Bicis pagarán más impuestos que los autos

scooters y bicis

La Consejería Jurídica y la Secretaría de Movilidad de Ciudad de México, dieron a conocer el monto que deberán pagar las empresas por la operación de monopatines y bicicletas sin anclaje.

En el primer caso el monto es de mil 350 pesos y en el caso de las bicis es de mil cinco. La Semovi autorizó un máximo de 3 mil 500 monopatines circulando en las calles del polígono permitido conformado por zonas de las alcaldías Benito Juárez, Cuauhtémoc y Miguel Hidalgo.

Es decir, por la operación de monopatines las arcas de la Ciudad de México recibirían unos 4.7 millones de pesos.

En el caso de las bicicletas sin anclaje, la Semovi autorizó un parque vehicular total de 4 mil 800 unidades. Por su operación se recibirán 4.8 millones de pesos.

La contraprestación mínima anual por la operación de monopatines y bicicletas sin anclaje sumaría más de 9.5 millones de pesos.

Más caro que un automóvil

Tener que pagar por una bici sin anclaje una contraprestación más alta que el refrendo de un automóvil es una de las críticas que operadores de este servicio y de monopatines hicieron a las nuevas reglas sobre micromovilidad.

“Están imponiendo un impuesto más alto a las bicicletas que un refrendo a un automóvil. Este impuesto es tres veces más alto que en países como Alemania, España y Francia y 10 veces más alto que en Santiago de Chile”, explicó René Ojeda, director de Mobike México.

De acuerdo con el Código Fiscal para 2019, el pago del refrendo vehicular está fijado en 556.5 pesos y 713.5 pesos para el trámite de alta.

Además de criticar también la tarifa, Sebastián de Lara, gerente de Relaciones Gubernamentales de Grin Scooters, reprochó la insuficiencia de bicis permitidas.