María del Rocío García Pérez, directora del DIF, pide “moche” a sus trabajadores

La titular del DIF, María del Rocío García Pérez, quien afirma ser muy cercana al presidente López Obrador y a su esposa, pide a sus empleados que cada mes le entreguen en efectivo entre el 2% y el 4% de su salario. El destino final de este dinero se desconoce, ya que todo el procedimiento queda sin registrar.

“Programa ahijado” fantasma

En marzo de 2019, a solo cuatro meses de asumir su cargo como directora del Sistema Nacional para el Desarrollo integral de la Familia (SNDIF), María del Rocío García Pérez se reunió con los empleados de la institución para pedirles que cada mes entregaran entre el 2% y el 4% de su salario para el “Programa Ahijado”. Asimismo, Lilia Aguilar Cortés y Alfredo Anguiano, dos de sus colaboradores más cercanos, han sido los encargados de recibir y administrar el dinero de las “aportaciones”.

Sin embargo, dicho programa no forma parte de la estructura gubernamental, por lo que supuestamente subsistiría con los recursos aportados de manera obligatoria por los funcionarios, quienes, a cambio, no perderían sus puestos de trabajo. Cada mes se comprueba con una lista que los mil funcionarios a quienes se le pide la aportación la entreguen; sin embargo, hasta la fecha no existe información oficial sobre el destino de esos recursos, aunque se sospecha que son depositados en cuentas de “Saldazo” que se compran en tiendas OXXO.

En la reunión, durante la cual se impidió a los asistentes utilizar sus celulares, les entregaron una hojas con las tarifas asignadas, según su puesto: directores generales tenían que aportar 3 mil pesos; los jefes de Unidad, 2 mil 500 pesos; los directores generales, 2 mil pesos; los directores de área, mil 500 pesos; los subdirectores de área, mil pesos; los jefes de departamento, 700 pesos, y los soportes administrativos, 500 pesos, según informa Animal Político.

Repiten el modus operandi

En noviembre de 2020, la institución volvió a pedir donativos en efectivo, ahora para colaborar con las familias que resultaron afectadas por la tormenta tropical Eta. En esta ocasión se solicitaron las siguientes cantidades, según la actividad del personal: “soportes, 250 pesos; jefes de departamento, 500 pesos; subdirectores, 750 pesos; directores, 1,000 pesos”. Según la directora del DIF, estas aportaciones también fueron “voluntarias”:

 El personal de confianza y estructura adscrito a la Dirección de Adquisiciones, en apoyo y solidaridad con la causa, realizó una colecta general de manera voluntaria para la compra de víveres, abarrotes, etc., y posteriormente se hizo una entrega grupal en el Centro de Acopio instalado para tal fin en el almacén de donativos de este organismo”.

Animal Político

Denuncia sin respuesta

Mientras García Pérez niega estar al tanto de las tres denuncias que funcionarios afectados presentaron en julio de 2020 en su contra ante la Secretaría de la Función Pública (SFP), este organismo no ha avanzado con las indagaciones, debido a una extensión de plazos ocasionado por la pandemia de COVID-19. En seguimiento a su investigación periodística, el portal Animal Político, consultó a la SFP sobre el estatus de la investigación y las causas de los retrasos; sin embargo, la dependencia respondió que “por norma, no podía informar nada sobre una investigación en curso”.

La directora del DIF, además solicitar y no comprobar estos recursos, presume de tener una relación estrecha con el presidente López Obrador y su esposa Beatriz Gutiérrez Müller, con lo cual logra atemorizar a quienes se muestren en contra de sus medidas. Por lo mismo, todas las denuncias que se han presentado ante la SFP han sido de manera anónima.

Con información de Animal Político

Redacción Ciudadanos en Red

http://ciudadanosenred.com.mx

Relacionados