Razones para no aprobar la reforma eléctrica de AMLO

razones para no aprobar la reforma eléctrica de AMLO

Expertos, analistas, empresarios y organizaciones sociales continúan alertando sobre los riesgos que conlleva para el país y los ciudadanos el aprobar la reforma eléctrica de AMLO, tales como el aumento de precios, las afectaciones al medio ambiente y el monopolio estatal.

Una amenaza grave

La iniciativa Sí por México, conformada por más de 500 organizaciones, ha lanzado un llamado a votar contra la reforma eléctrica del presidente Andrés Manuel López Obrador, pues su “lógica expropiatoria resulta dañina para el país y para todas y todos los mexicanos”. La organización, que cuenta con más de 50 mil miembros en sus filas, aduce que la iniciativa de contrarreforma del presidente constituye una “amenaza grave para la economía de los consumidores, el medio ambiente, la salud, los servicios públicos, la competitividad, la certidumbre jurídica y las relaciones internacionales de México”.

De acuerdo con Sí por México, en caso de ser aprobada la reforma constitucional del sector eléctrico, la economía de millones de consumidores domésticos, comerciales e industriales se vería seriamente afectada, además de que habría más apagones, cobros excesivo e injustificados y se produciría una mayor contaminación ambiental, además de una disminución importante en la producción de energías limpias y renovables.

“Se podría argumentar que, con o sin reforma eléctrica, igual vamos a estar produciendo pura electricidad generada a partir de combustóleo o de ciclo combinado dentro de muy poco tiempo, si no es que no fuera ya el caso. Pero la reforma no sólo agudiza este proceso sino que lo ‘amarra’. ¿Quién en su sano juicio va a querer invertir en parques eólicos o solares en México después de esta ley con varios tintes retroactivos y retrógradas?”, señala Carlos Castañeda en su artículo “Otra consecuencia grave de la reforma eléctrica”, publicado en la revista Nexos.

Unidos contra la reforma

Son muchas las organizaciones que se han manifestado contra la propuesta de reforma eléctrica del presidente. Entre ellas, se encuentran la Barra Mexicana de Abogados (BMA) y la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), las cuales han expresado en los últimos días su postura al respecto, bajo el argumento de que se trata de una medida “regresiva para la competencia económica” que afecta “la libre competencia, a empresas, a empleados y a millones de familias”, respectivamente. Aunado a ello, hasta el momento miembros del PRI como Claudia Ruiz Massieu mantienen con firmeza su oposición a la contrarreforma, pese a los coquetetos del presidente para que su partido la apruebe.

Elimina la libre competencia

También afectaría la competitividad en el sector, al limitar a las empresas para generar y adquirir energías, pues se regresaría a “un monopolio estatal autorregulado, eliminando la libre competencia, prohibiendo a los particulares participar en la generación de electricidad”. Al depender solo del gobierno federal, el Sistema Eléctrico Nacional se vería frenado, pues los flujos se inversión también sería limitados, lo que se traduciría a la vez en el incumplimiento de los tratados y acuerdos internacionales de México en materia de transición energética. Este retroceso devendría también en la cancelación de proyectos privados de generación eléctrica preexistentes, con lo que tendría un impacto negativo en la inversión y el empleo, además de poner en riesgo al país de enfrentar conflictos diplomáticos y legales con sus socios comerciales.

En este sentido, Kenneth Smith Ramos, socio de la firma Agon y negociador en Jefe del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), explicó en entrevista con El Financiero que la forma en la que está escrito el documento atenta contra el espíritu del T-MEC y otros tratados comerciales, como el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (TIPAT) y el Tratado de Libre Comercio entre México y la Unión Europea, entre otros.

“Hay más de 50 proyectos con un valor de más de 6 mil millones de dólares en el sector de las energías limpias, pero con la iniciativa de reforma eléctrica se eliminan los incentivos para seguir invirtiendo en ellas, además de que se afectan las inversiones ya hechas”, señaló.

Además, al extinguir a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) cómo órgano regulador autónomo y al Centro Nacional de Control de Energía (CENACE) como operador independiente, se debilitaría al Sistema Eléctrico Nacional, lo que se suma a la afectación en las finanzas públicas derivadas de una mayor carga presupuestal.

Menor capacidad y mayores costos

De acuerdo con México Evalúa, los planteamientos de los expertos en materia económica, energética y medioambiental que participaron en el Parlamento Abierto del 11 y 12 de febrero, organizado por la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados, alertaron a los legisladores sobre los riesgos que se corren con la contrarreforma del presidente, y enumera los siguientes:

1) La CFE no tiene capacidad para cubrir sola la demanda creciente de electricidad. Guillermo García Alcocer, expresidente de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), señaló que en 2032 México requerirá una capacidad de generación 63% superior a la actual. Si la CFE mantiene su ritmo de inversión, y no retira todas las plantas obsoletas, solamente estará en posibilidad de aportar un 3.5% adicional. 

2) La energía va a ser más costosa, y la pagaremos todos los mexicanos. Víctor Ramírez, vocero de la Plataforma México Clima y Energía, advirtió que el cambio en el orden de despacho va a incrementar el costo de la energía de 381 pesos en promedio a más de 1,100 pesos por unidad de megawatt-hora, que es lo que paga CFE Suministro básico al comprarle a CFE Generación. Esto se traducirá en precios elevados o en subsidios que provendrán de lo aportado por todos los contribuyentes. El impacto será severo en industrias como la del hierro y del acero, en las que la energía eléctrica representa un 30% del costo de transformación, explicó Katya Samohano, representante de la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero.

3) Seguiremos incumpliendo con lo indispensable: abatir la pobreza energética. La reforma a la LIE no pone en el foco algo que debería ser prioridad: la falta de acceso a la electricidad, y que arrastramos desde hace muchos años. Karla Cedano, presidenta de la Asociación Nacional de Energía Solar, abordó el tema de la pobreza energética. Explicó que el 17% de la población en México padece esta condición, y que en términos de confort térmico, la proporción se eleva a 27%.

México Evalúa

Incertidumbre legal y más problemas

México Evalúa también ha expuesto los planteamientos y preocupaciones de los senadores que se oponen a la reforma, entre quienes se encuentran Xóchitl Gálvez, del PAN; José Alberto Galarza, de Movimiento Ciudadano, y Beatriz Paredes, del PRI:

Errado el diagnóstico y errada la proyección. Xóchitl Gálvez señaló que la reforma provocará que la CRE deje de otorgar permisos por cumplimiento de requisitos, como corresponde cabalmente en un sistema en competencia. Ahora dependerán de un proceso de planeación a cargo de Sener, lo cual causará una enorme incertidumbre legal. Preocupa, además, que el acceso abierto y libre a líneas de transmisión desaparezca con este proyecto, y que el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) pierda autonomía y aumente su margen de discrecionalidad, al decidir quién se conecta sin criterios objetivos de eficiencia.

Una solución que genera aún más problemas. José Alberto Galarza resaltó una evidencia: el exceso de combustóleo. México genera 42% de este compuesto por cada litro de gasolina; en cambio, Estados Unidos genera sólo 3%. Con todo, la solución para ‘librarnos’ de él no es llenar nuestro aire con este subproducto del petróleo que está prohibido a nivel internacional, por sus grandes efectos nocivos a la salud y ambiente.

Inconveniencia estratégica para México. Beatriz Paredes recordó que México ha firmado 12 tratados de libre comercio con más de 70 países, 32 Acuerdos de Promoción y Protección Recíproca de las Inversiones (APPRI) y nueve acuerdos de alcance limitado. Este entramado de acuerdos permite que los productos mexicanos entren a mercados internacionales sin tarifas adicionales. El alza en precios de un elemento fundamental como la energía eléctrica afectará a la totalidad de la planta productiva, incluso sacando a productos del mercado en algunos casos.

México Evalúa

Podría interesarte también: Aprobar la reforma eléctrica, una oportunidad histórica para el PRI: AMLO

Con información de México Evalúa, El Financiero, Sí por México y Nexos

Recommended Posts