¿Cómo puedes cuidar a tu mascota cuando tiembla?

mascota cuando tiembla

Siempre es complicado saber exactamente qué hacer con tu mascota cuando tiembla, ya que muchos animalitos se asustan con el movimiento y el estrés de los humanos. Aquí te decimos cómo puedes cuidarlos y crear un plan de protección para ellos.

También son parte del plan

Según información de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), todos los animales de compañía (gatos, perros, aves, tortugas y más) deben estar incluidos en el plan familiar ante emergencias como los sismos. Sin embargo, más del 80% de los hogares no cuenta con una estrategia para salvaguardar la vida de sus mascotas en caso de un temblor, de acuerdo con cifras de Protección Animal Mundial.

Por eso es necesario tener también a la mano sus cosas para salir con ellas lo más pronto posible a las zonas de seguridad de cada vivienda. Pero recuerda que algo muy importante es tratar de mantener la calma, ya que pueden percibir fácilmente el miedo y esconderse.

¿Qué necesitas llevar?

Prepara lo que necesites dentro de una jaula o maleta transportadora o en la mochila de emergencia familiar. Guarda en ella varias latas o sobres de comida, botellas de agua, una foto para tenerla a la mano en caso de extravío, un collar y una correa y su cartilla de vacunación. Una vez fuera de peligro, meter a tu mascota en la mochila o jaula transportadora y mantenla segura ahí hasta que puedas volver a entrar a tu casa. Recuerda sostenerlos con fuerza mientras sales, ya que se pueden asustar mucho al ver tanto movimiento y a muchas personas alrededor.

Si encuentras a alguna mascota perdida después de una emergencia, tú puedes marcar la diferencia y resguardarlo hasta que pueda regresar con su familia. Acércate con calma, tranquilízalo, revisa su placa identificadora y en cuanto puedas trata de comunicarte al número que venga ahí marcado. De no contar con placa o número, también puedes publicar su foto en grupos de tu colonia para que los vecinos la compartan y pueda llegar hasta sus dueños.

Con información de la UNAM y Milenio

Recommended Posts