Las 3 del día

  • Compartidos
 en Columnas invitadas, Gobierno

El atentado en Cuernavaca: lo que ignoramos y lo que sabemos

Alejandro Hope

El miércoles, Cuernavaca vivió algo inusitado. En pleno centro de la ciudad, a pasos del Palacio de Gobierno, frente a las cámaras de los medios de comunicación, un pistolero asesinó a un empresario y a un dirigente de comerciantes informales e hirió a dos periodistas.

Por ahora, hay más preguntas que respuestas sobre el misterioso atentado.

Ignoramos si hubo un solo tirador o hubo algún tipo de acción concertada.

Ignoramos cuál era el móvil último del doble asesinato ¿Qué buscaba quien quiera que le haya pagado al pistolero y a sus posibles cómplices? No lo sabemos.


Nuevamente los Legionarios de Cristo y la Iglesia

  • Elisa Alanís

Han pasado más de veinte años. El escándalo de los abusos sexuales del padre Marcial Maciel en contra de menores de edad cimbró, pero no caló.

La valentía de sacerdotes que dieron la cara para contar cómo el empoderado Maciel los violó fue inversamente proporcional a la vileza de empresarios, políticos y jerarcas que prefirieron desprestigiar a las víctimas antes que dar un paso en contra de sus intereses económicos-religiosos.

Reveló lo peor del conservadurismo. Encarnado en los hombres más ricos. Los de siempre.

El tema vuelve a cobrar fuerza.

Ana Lucía Salazar publicó en redes sociales parte de su historia. Indicó que está buscando información sobre el integrante de los Legionarios de Cristo, Fernando Martínez.


El desastre de Cuauhtémoc

  • Raymundo Riva Palacio

La vida en Morelos no vale nada. Por cinco mil pesos, un joven mató a dos personas, a plena luz del día, a un costado del Palacio de Gobierno en el centro de Cuernavaca. Era una apuesta –la muerte o la cárcel como alternativas opuestas– que jugó con la esperanza de huir. Fracasó en este intento, pero tuvo éxito para subrayar las condiciones de inseguridad en ese estado, donde el ecosistema de impunidad es parte del paisaje local. El gobernador Cuauhtémoc Blanco declaró estar muy enojado, en una reacción emocional. Tampoco hay que sorprenderse. Blanco llegó a la gubernatura no por su talento político, sino como parte de una manipulación de políticos para hacerse del poder, aprovechando la popularidad del exfutbolista, por quien se volcaron en las urnas. El desastre de Morelos, en ese sentido, es una culpa colectiva.

Blanco está gobernando un estado difícil, al ser parte del corredor del narcotráfico que se extiende de la Ciudad de México hasta Acapulco, que desde hace una década ha sido un botín disputado por organizaciones criminales. Las autoridades estatales han identificado células de cuando menos cinco grupos delincuenciales, de presencia nacional, como el Cártel Jalisco Nueva Generación, y local, como el Comando Tlahuica, enfocado en el control del sistema de agua potable y el alcantarillado de Cuernavaca –un negocio de 300 millones de pesos anuales. También se encuentran los violentos grupos regionales Los RojosGuerreros Unidos –que tiene una estructura y niveles de operación que permiten considerarlo como un cártel– y La Familia Michoacana.


Las tres del día es un ejercicio de compartir columnas que tratan los temas más importantes del día. Pueden leerse en su totalidad en los links correspondientes.


Recent Posts

Comentarios

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.