Las 3 del día

La CNDH y AMLO

Javier Risco

¿Escucha Andrés Manuel López Obrador a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos? Piense un poco su respuesta antes de contestar. Ponga en su justa dimensión lo que significa para la gobernabilidad y la democracia de este país la CNDH. Piense en su tarea de las últimas décadas, en los casos en los cuales ha emitido recomendaciones y lo fundamental de su voz como contrapeso de los abusos y los excesos tanto de autoridades como de particulares. Recuerde el refugio, corrijo, último refugio, que ha significado para muchos que, decepcionados del sistema de justicia, han acudido a ellos. Dicho esto, y para aportar más elemento a su respuesta, en este diario, el día de ayer, la socióloga y expresidenta del Comité Ciudadano del Sistema Nacional Anticorrupción, Jacqueline Peschard, apuntaba en su columna “La forma es fondo” que “a primera vista, pudiera parecer intrascendente que el presidente López Obrador se negara a recibir personalmente y en un evento público el informe anual de la CNDH, pero no lo es, pues aunque se trata de un acto protocolario, tiene una fuerte carga simbólica con indudables implicaciones (…) Es la primera vez en los 29 años de vida de la CNDH que el Presidente de la República se rehúsa a compartir el espacio público con su titular, y el hecho no puede interpretarse sino como desdén, o en el mejor de los casos, desinterés por el trabajo del organismo de Estado que está encargado de investigar violaciones a los derechos humanos”. Sin embargo, quiero pensar que se trató de una incompatibilidad de agenda, sé que no es justificación, pero busquemos pretextos y compremos cualquiera, vayamos en contra de lo dicho por la Dra. Peschard y pensemos que el fondo supera a las formas.

De ser así, el presidente Andrés Manuel López Obrador deberá acatar la recomendación hecha por la Comisión Nacional de Derechos Humanos respecto a la cancelación del programa de Estancias Infantiles. 


Cuenta regresiva al 25 de julio

Imagen de El Universal

Enrique Quintana

Si se cumplen con precisión los plazos establecidos, el jueves 25 de julio habrá una reunión entre un equipo encabezado por el Canciller Marcelo Ebrard del lado mexicano y otro del gobierno de EU, probablemente con el secretario de Estado Mike Pompeo al frente.

El propósito va a ser la realización de una primera evaluación de los resultados de la estrategia acordada por México y EU para reducir la migración ilegal con objeto de determinar si las medidas tomadas están dando resultados.

De acuerdo con el texto suscrito por los dos gobiernos, el plazo es de 90 días antes de considerar nuevamente los aranceles, pero si en esos primeros 45 días no se ve un cambio de tendencia, tendrán que empezar a discutirse medidas adicionales que incluirían probablemente el establecimiento del llamado ‘tercer país seguro’ o del ‘primer país de asilo’, que implicaría cambios legales y por lo tanto tendría que pasar por el Congreso, un tema al que ayer volvieron a referirse Trump en sus tuits y el vicepresidente Pence en una entrevista


El ultimátum de Trump

Foto: Diario Público

Raymundo Riva Palacio

El viernes por la noche el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, habló por teléfono con el presidente Donald Trump, que recién había llegado de Europa, para dar el último jalón al acuerdo migratorio que impediría que se impusieran nuevos aranceles. Las condiciones para esa llamada fueron construidas por el vicepresidente Mike Pence y el secretario de Estado, Mike Pompeo, al darle un informe sobre las negociaciones con México para evitar la elevación de aranceles, y comentaron que los mexicanos parecían dispuestos a cumplir con los compromisos alcanzados en las 72 horas de pláticas bilaterales. La conversación no fue fácil, de acuerdo con un funcionario federal, pero funcionó.

Ebrard le detalló a Trump lo que había acordado con Pence, Pompeo y el secretario de Seguridad Interior, Kevin McAleenan, que era el reforzamiento de la frontera sur con seis mil miembros de la Guardia Nacional, el control migratorio en Chiapas, tener un censo completo de los inmigrantes que llegaban a la estación en Tapachula, y la ampliación del programa Remain in Mexico (Permanecer en México), dentro de los parámetros de la Sección 235(b)(c) del Acta de Inmigración y Nacionalidad, y de los Protocolos de Protección de Migrantes.

-Ya nos lo han dicho antes, respondió Trump, quejándose de incumplimientos previos del gobierno de México, “no van a cumplir”.

Ebrard respondió, apelando al beneficio de la duda: “Yo apenas llevo cinco meses”.

-Si tú ganas tiempo, yo pierdo electores, replicó Trump.


Las tres del día es un ejercicio de compartir columnas que tratan los temas más importantes del día. Pueden leerse en su totalidad en los links correspondientes.

One Comment

  1. Javier.

    Lopitos no lo quiso recibir porque la CNDH defendió a los usuarios(as) de las estancias infantiles.

Comments are closed.