Las 3 del día

El ciclo perverso de la violencia

Carlos Puig

Como en los peores momentos del sexenio de Felipe Calderón, las noticias sobre la inseguridad salpican páginas de diarios y sitios informativos de internet.

Homicidios, secuestros, asaltos, robos. Como suele suceder desde hace un tiempo nos llenamos de eventos sin demasiada explicación ni contexto. Y, como desde hace algunos años, las autoridades responden con expresiones de voluntarismo, más que con estrategias y resultados.

El reporte diario que recibe el Presidente a las 6 de la mañana con un conteo preliminar de homicidios, que en general subestima los delitos, pinta un cuadro alarmante: 491 víctimas en los últimos cinco días reportados. 98 diariaos en promedio, los peores números del joven sexenio.

Jalisco, Baja California, Guanajuato parecen en llamas. Los altos niveles de impunidad no ceden. La apuesta por la Guardia Nacional o la masiva movilización de fuerzas militares previa a la Guardia no parece tener ningún efecto. Seguimos en la reacción cuando las cosas empeoran en alguna zona.


Mejor arreglos que pleitos

Imagen de Reporte Indigo

Carlos Marín

Con el triunfo rotundo de Andrés Manuel López Obrador en los comicios del año pasado se antoja superada la época en que para decidir victorias y derrotas pesaban más los votos de magistrados electorales que los depositados en las urnas.

Lo novedoso ahora es la judicialización de importantes decisiones de gobierno, lo mismo de política social que del programa de obras y el gasto corriente. ¿Ejemplos?: estancias infantiles, aeropuertos (el cancelado en Texcoco y el planeado en Santa Lucía) y la rebaja de salarios a servidores públicos.

De 9 mil 565 modestos pero dignos recintos en los que madres y padres de muy bajos ingresos habían podido confiar el cuidado y la formación inicial preescolar de sus hijos y a los que se canceló la entrega del presupuesto federal con que contaban para su operación, suman casi 600 los que han obtenido del Poder Judicial suspensiones provisionales a las demandas de amparo (existen al menos cuatro sentencias dictadas por Tribunales Colegiados de Circuito en el mismo sentido), lo que obliga a la Secretaría del Bienestar a restituir los apoyos que les entregaba el gobierno en 2018. Y aunque muchos otros procesos están en curso, los jueces de Chihuahua dictaron ya jurisprudencia, lo cual obliga a toda la jurisdicción del estado y a sus pares de Distrito en el país a privilegiar el constitucional interés superior de la infancia.


La política exterior se volvió política interior

Héctor Aguilar Camín

La crisis reciente con Estados Unidos, dice Javier Tello, limita los alcances de la popularidad y la autonomía del gobierno de Andrés Manuel López Obrador (https://bit.ly/2WA7pr9).

El factor externo no fue nunca un tema que el actual presidente pusiera en el centro de su proyecto. La mejor política exterior, solía decir, es una buena política interior. De pronto, la política exterior irrumpió en la política interior y la puso patas arriba.

Todo el país pendió unos días de si el presidente Donald Trump imponía aranceles a las exportaciones mexicanas, porque los mexicanos no controlan los flujos migratorios que pasan por su territorio hacia Estados Unidos.

Por unos días, toda la política de México fue política exterior: comercio internacional y migraciones centroamericanas. Los interlocutores de la política interior cedieron su lugar y urgencia a las amenazas y las exigencias del presidente de Estados Unidos.


Las tres del día es un ejercicio de compartir columnas que tratan los temas más importantes del día. Pueden leerse en su totalidad en los links correspondientes.