Las 3 del día

Desafía Claudio X. González a López Obrador

Álvaro Delgado

Al margen de los partidos políticos, aunque con el apoyo de dirigentes y militantes de éstos, sobre todo del PAN y de Felipe Calderón, se consolida un grupo de presión que busca articular a toda la oposición contra Andrés Manuel López Obrador, que por ahora se cohesiona contra el aeropuerto de Santa Lucía.

Los líderes de este grupo de presión, definido como el conjunto de organismos e individuos que buscan incidir en el ámbito público para defender sus intereses, son precisamente los que promueven los amparos contra Santa Lucía y la preservación del NAIM en Texcoco.

Se trata de viejos enemigos de López Obrador y aliados de Calderón, desde el Fobaproa de hace 20 años: Los Claudio X. González -ideólogo del sector privado el padre y “activista” el hijo-, quienes definen las acciones directas sobre el poder político, como los amparos, e indirectas a través de la opinión pública, con medios y ONG que controlan, tal como la sociología política define a un grupo de presión, del que forma parte la Coparmex, de Gustavo de Hoyos. Con los González como animadores, el Consejo General de la Abogacía Mexicana -creada por tres agrupaciones- ha promovido 147 amparos contra Santa Lucía y ya han obtenido al menos tres suspensiones definitivas.


Los cretinos de la 4T

Foto: LópezObrado.Org

Alejandro Cacho

“Ya no es candidato ni líder de la oposición. Lo que dice hoy tiene un peso distinto, porque ya es el próximo Presidente. Ya no puede darse el lujo de hablar sin antes hacer un cuidadoso análisis, porque sus dichos pueden tener repercusiones mundiales. Antes de declarar sobre cualquier tema, deberá medir el alcance de todo aquello que diga, e incluso de lo que no diga”.

Eso fue lo que escribí en Touché del 19 de septiembre de 2018. López Obrador declaró a los periodistas que recibió un país en bancarrota, lo que provocó las críticas inmediatas del empresariado mexicano.

Nueve meses después, la palabra del Presidente sigue pesando como ninguna otra y López Obrador sigue hablando a la ligera. Descalifica todo y a todos quienes no piensan como él y no le importa llevarse entre las patas, incluso, a los suyos. Miente con toda facilidad.


Complicada Mañanera para Andrés Manuel

Ana Gabriela Guevara
Foto: Reporte Índigo

Martha Anaya

Ya no sólo Claudia Sheinbaum padece el golpeteo de los “grandulones” (López Obrador, dixit).

Se acaban de sumar dos nombres más a la lista. Y, curiosamente, figuran también entre las consentidas del Presidente: Ana Gabriela Guevara, directora de la Comisión Nacional del Deporte (Conade); y Mara Lezama, alcaldesa de Benito Juárez (Cancún), Quintana Roo.

Por las dos sacó el pecho Andrés Manuel.

De Mara —señalada por un periodista de Luces del Siglo, de Quintana Roo, de irregularidades documentadas y de proteger intereses del Partido Verde—, AMLO respondió:

“Fíjense que yo tengo una opinión distinta, pero eso es la democracia, ¿no? No podemos todos pensar de la misma manera. Para mí, Mara Lezama es una muy buena presidenta municipal. Fíjense lo que son las cosas, es una mujer honesta, trabajadora y creo que está haciendo un buen gobierno; pero ése es mi punto de vista”.

Y tan tan, se libró del tema.

El caso de Guevara resultó más difícil de defender. Las réplicas de la reportera de Proceso Beatriz Pereyra complicaron la salida. La periodista acusó a la directora de la Conade de estar más interesada en la candidatura para la gubernatura de Sonora que en atender a los deportistas: Pereyra pidió se revisara el desempeño de Ana Gabriela Guevara.

López Obrador rechazaría opinar sobre lo de Guevara porque, diría, “considero que en eso es un punto de vista; ahí ya se está editorializando…”.


Las tres del día es un ejercicio de compartir columnas que tratan los temas más importantes del día. Pueden leerse en su totalidad en los links correspondientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.