Las 3 del día

Los guardias militares de “El Infierno”

Afuera de la tienda de su gasolinera, el hombre de ojos azules y sonrisa de dientes amarillos exhibe un cartel en inglés que dice: “orgulloso de ser americano”.

Él no habla español, pero tiene claro que cientos de millas de campos de maíz alrededor de su pueblo son cosechadas “por muchos mexicanos”, trabajadores con y sin documentos que vienen de México y de toda Centroamérica.

Unos meses antes estuve en Santo Domingo Suchitepéquez, otra planicie de enormes campos verdes de maíz en una región de Guatemala. Los paisajes no son muy distintos, excepto por algo: en Texas hay refinerías, graneros, termoeléctricas, fábricas de plástico, hombres y mujeres que se transportan a bordo de enormes camionetas, gente que tiene trabajo aunque haya llegado aquí cruzando el desierto.

En Guatemala vi una interminable pobreza, la gente se movía en autobuses, los raquíticos sueldos de jornaleros apenas les alcanzaba para sobrevivir. Por eso viajan a Estados Unidos. Por eso, me dijeron en Guatemala, miles arriesgan su vida para cruzar “el infierno”, la forma como llaman comúnmente a México.


Un año después…

Para algunos ha sido un suspiro, para otros una eternidad. Hace un año, AMLO ganó la Presidencia con una contundencia no vista: 53% de votos y 30 millones de sufragios. El mexicano más votado en la historia. Desde entonces, ha priorizado la forma al fondo. Políticamente es un acierto, pero en términos de gobierno eso no alcanza.

Hacer un balance sobre éxito o fracaso en términos de la administración pública, es injusto aún. Apresurado. Hay indicadores, claro, sobre inseguridad, empleo y crecimiento económico, pero no dejan de ser señales… por ahora.

Hace un año, desde el día uno —y quizá desde mucho antes—, López Obrador decidió que importaría más la forma que el fondo. Y sobre eso decidió cimentar la enorme expectativa que lo acompaña.

El 1 de diciembre, cuando tomó protesta, enterró los viejos símbolos para que nacieran otros. Fue el día de contrastes, de evidenciar por qué se fue como se fue, quien se fue, y por qué llegó como llegó, quien tomó posesión.


Ya casi tenemos Extinción de Dominio ¿Y la impunidad?

administrador de condominios
Foto: El Andén

Es insólito que en el combate al narcotráfico desde 2006en México no tengamos un marco legal para darle a los criminales donde más les duele: en sus finanzas, para debilitarlos. Los gobiernos de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto confrontaron al crimen organizado sin el modelo de extinción de dominio debido a la falta de acuerdos en el Congreso para adecuar los procesos en materia penal para que hubiera eficacia en su aplicación.

Hay que destacar que en esta Legislatura, la mayoría de Morena por fin ha podido sacar adelante los acuerdos por unanimidad en las comisiones de Justicia y Estudios Legislativos del Senado, donde se espera que mañana martes, al iniciar el periodo extraordinario, se apruebe de la misma forma la Ley Nacional de Extinción de Dominio, para darle al Estado una invaluable herramienta que permita atacar la columna vertebral de las estructuras financieras de los carteles del narco o grupos criminales y recuperar bienes sustraídos al erario por actos de corrupción.

Uno de los operadores de este proyecto fue Ricardo Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Política. La nueva ley permitirá un procedimiento ágil y expedito para que los recursos que se obtengan por la venta de activos confiscados a la delincuencia o a funcionarios corruptos, se destinen a reparar daños y atender a víctimas y a programas sociales.

El esfuerzo deriva, dicho por los senadores, en un instrumento innovador, que tiene apego al modelo de la ONU y garantiza la seguridad jurídica de todas las personas, al establecer con precisión cuáles serán los ilícitos que darán paso a la extinción de dominio.


Las tres del día es un ejercicio de compartir columnas que tratan los temas más importantes del día. Pueden leerse en su totalidad en los links correspondientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.