Las 3 del día

Portazo al asilo

Héctor Aguilar Camín

El presidente Donald Trump abusó una vez más de sus poderes. Esta vez contra México.

En medio de una negociación de los dos países sobre cómo procesar el flujo de migrantes centroamericanos, Trump firmó un decreto que cancela el derecho de asilo para todo migrante que lo pida desde un país que no sea el del migrante. Es decir, para todos los centroamericanos que piden asilo desde México.

El decreto deroga la condición legal previa según la cual los migrantes que buscaban asilo en Estados Unidos tenían derecho a entrar a su territorio, pedir un juicio y quedarse ahí mientras el juicio tenía lugar.

La burocracia migratoria estadunidense y sus reglas generosas establecían que los asilantes debían estar en custodia mientras se resolvía su juicio, pero no podían ser retenidos muchos días, pasados los cuales eran entregados a sus familias, residentes legales o ilegales en Estados Unidos, y esperaban allá el juicio definitivo sobre si eran asilados o deportados.


El inexplicable silencio de Olga Sánchez Cordero

Olga Sánchez
Foto: El Financiero

Carlos Puig

La secretaria de Gobernación es una constitucionalista ilustre. Antes de estar ahí fue una reconocida ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Dice la misión de la Secretaría de Gobernación: “Contribuir a la gobernabilidad democrática, a la paz pública y al desarrollo político a través de una buena relación del Gobierno Federal con la ciudadanía, sus órganos de representación en los sectores social y privado, los Poderes de la Unión y los demás órdenes de gobierno, para garantizar la unidad y seguridad nacionales, la convivencia armónica y el bienestar de las mexicanas y los mexicanos en un Estado de derecho”.

Constitucionalistas, politólogos, políticos, el presidente de la Cámara de Diputados, por ejemplo, y más han dicho que lo de Baja California, donde el Congreso local amplió después de la elección el mandato del candidato ganador, es una aberración legal y política.

No sé, a lo mejor estoy mal, pero yo quisiera escuchar la opinión de Sánchez Cordero, abogada, constitucionalista, ex ministra de la Corte, secretaria de Gobernación.


¿Se siente seguro donde vive?

Joaquín López Dóriga

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) dio a conocer la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), en la que un 72 por ciento de los mexicanos respondió que no la tiene.

Este es el resultado de percepción de una mayoría que nos sentimos inseguros donde vivimos y pregunto: ¿usted se siente seguro en la ciudad en la que vive?

El principal problema del país, sí puede ser la corrupción, pero por encima está la inseguridad.

No me refiero a la delincuencia organizada que tiene definidos sus espacios y territorios. Hablo de la inseguridad de barandilla, de la calle, del robo a su casa, a su coche, le quitan le celular, el delito cercano que la estadística no refiere.

Y es que una cosa es la numeralia que uno siempre siente lejana y otra la agresión directa que esa misma estadística siempre aleja.


Las tres del día es un ejercicio de compartir columnas que tratan los temas más importantes del día. Pueden leerse en su totalidad en los links correspondientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.