Las 3 del día

Lo del avión fue un pretexto

  • Carlos Loret de Mola

Josefa González Blanco nunca “se halló” en el gabinete del presidente López Obrador. Lo de que usó sus influencias para retrasar más de media hora un vuelo de Aeroméxico es solamente el pretexto para despedir a la secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales. Oficialmente se dice que “está fuera del gabinete” pero, de facto, nunca estuvo adentro:

Desde que fue nombrada en campaña, a lo largo de los meses de la transición, más el medio año que lleva el gobierno, se quejaba con sus compañeros secretarios de Estado de que el presidente AMLO no le hacía caso. A los más cercanos a López Obrador les pedía ayuda para acercarse al líder, consejos sobre cómo llamar la atención de un primer mandatario que, en el fondo, ha mostrado un desprecio por la ecología: su modelo de desarrollo, su modelo de país, no se ocupa de la sustentabilidad. Ejemplos hay muchos: su apuesta por la generación de energía con carbón, la refinería de Dos Bocas, la termoeléctrica de Morelos, el tren maya, el transístmico, hasta el aeropuerto de Santa Lucía. Semarnat recortó 16 mil empleados y su titular lamentaba a la sorda que no tenía presupuesto para nada. El más claro ejemplo: los incendios que no pudieron combatirse eficazmente.

Si López Obrador no le hacía caso, Josefa González Blanco Ortiz Mena tampoco hacía mucho por llamar la atención: no existió en la crisis de contaminación, no existió en la crisis de incendios, no existió en la crisis de la vaquita marina, no existió en la crisis del sargazo. Y lo que más se recordará de su paso por el gobierno es aquella singular declaración sobre los aluxes, su mínima participación en la reconversión de las Islas Marías en centro cultural y su última entrevista banquetera en la que —aunque usted no lo crea— expresó que no estaban los permisos de impacto ambiental para la nueva refinería, pero que aun así ya podían iniciar los trabajos el 2 de junio.

++++++

Gabinete bajo la lupa

  • Salvador García Soto

Cuando el presidente dijo que la renuncia estridente de Germán Martínez al IMSS no sería la única y que “seguramente habrá más”, estaba anticipando que había comenzado una depuración de su gabinete que, a seis meses de tomar posesión, será objeto de ajustes, cambios y enroques, tal y como él lo planteó desde el arranque del gobierno. Con la salida de Josefa González Blanco de la Semarnat, tras el episodio de un vuelo comercial que fue retrasado 38 minutos para esperar a la funcionaria, queda claro que López Obrador ha puesto “bajo la lupa” a varios de sus colaboradores que no han cumplido las expectativas o las metas que les impuso y que empezarán a causar baja del equipo presidencial.

Los nombres de quienes estarían “en la tablita”, a la espera de un error como el que cometió la ex titular de Semarnat o en una lista a los que de plano les dará las gracias el presidente, sólo los sabe él y su círculo cercano, pero en todos los casos, dicen en Palacio Nacional, los movimientos, bajas y renuncias tendrán que ver con la “falta de resultados” por el incumplimiento de metas o el retraso de programas que para este gobierno son prioritarios.

De las cinco bajas que se han dado en el gobierno de López Obrador, la de Semarnat es la primera “renuncia” que sugiere directamente el presidente, tras el escándalo en redes porque de la oficina de la secretaria pidieron “por orden presidencial”, según anunció el piloto a los pasajeros, que regresara de la pista de despegue un avión para que abordara la funcionaria. Las otras renuncias tuvieron que ver con personajes que no se adaptaron a los nuevos estilos de austeridad y recortes de la 4T, que no se entendieron con sus jefes inmediatos o de plano tuvieron diferencias con las políticas del nuevo gobierno. Es el caso de Clara Torres, que dejó la coordinación de Estancias Infantiles por desacuerdo con el cambio en el financiamiento directo a los padres de familia, o de Simón Levy quién renunció a la subsecretaría de Turismo por diferencias con el secretario Miguel Torruco y por estar en contra de los contratos por asignación directa entregados en esa área, o de Patricia Bugarín, quien dejó la Subsecretaría de Seguridad por desacuerdos con la estrategia del secretario Alfonso Durazo.


El CJNG amenaza a AMLO

  • Ricardo Raphael

La madrugada de este domingo atacó Zamora, Michoacán, con un ejército de vehículos y hombres armados hasta los dientes. Las víctimas son agentes de la policía municipal: hoy velan a cuatro y hay más de una decena de personas heridas.

Lo primero que hizo el ejército de las cuatro letras fue filmarse cuando iba en camino hacia su objetivo. Un video subido a las redes sociales muestra al menos 30 vehículos, todos nuevos, cuyas puertas iban rotuladas con el emblema del CJNG.

La toma es nocturna y por tanto los rostros de los integrantes de esa fuerza militar no alcanzan a distinguirse. Sin embargo, todos reaccionan con orgullo viril a su filiación, mientras la cámara los retrata. Luego se mira avanzar el tropel de carros y camionetas en dirección a Zamora.

Este video es un mensaje enviado al gobierno federal: se acabó la tregua. No se esconderán mas, el CJNG ha decidido hacer sentir de nuevo su poderío.


Las tres del día es un ejercicio de compartir columnas que tratan los temas más importantes del día. Pueden leerse en su totalidad en los links correspondientes.