#Reportaje: ¿Cómo erradicaron estos países el COVID-19? (¿Y por qué México no?)

Por Gabriela Rivera

@gabs_07

El gobierno mexicano se niega a aplicar el semáforo rojo y la aplicación de un confinamiento total 

Este viernes, México contabilizó poco más de 113 mil muertos y 1.2 millones de contagios de coronavirus, y si la población no ha regresado a un confinamiento total —como ocurrió en marzo pasado— es porque el gobierno se niega a regresar a semáforo rojo.

Horas antes, la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, emitió un mensaje en el que se exhortó a la población a no salir de casa, evitar las reuniones y mantener las medidas de higiene. Pero en ningún momento anunció un cambio en el semáforo epidemiológico.

De igual manera, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, ha repetido la recomendación de no hacer fiestas navideñas y reducir al mínimo la movilidad, pero se niega a implementar medidas de confinamiento restrictivas que ayuden a controlar el aumento de casos, pese a que los hospitales están alcanzando su máxima capacidad.

Y mientras los mexicanos luchan con un repunte de casos, que es incluso mayor a los que se registraron en meses anteriores, los habitantes de Taiwán, Australia, Nueva Zelanda, Corea del Sur, Singapur, Tailandia y otras naciones de la región de Asia Pacífico retomaron sus vidas rápidamente y se preparan para las fiestas de fin de  año como si el mundo entero no estuviera en pandemia.

Australia, octubre 2020.

“Tenemos eventos públicos como de costumbre. Y hace poco celebré una fiesta de cumpleaños para mi hijo. Todos los niños pequeños estaban pasando el rato juntos jugando en la piscina, persiguiéndose unos a otros, y los adultos conversando, nadando, bebiendo cervezas, como de costumbre. Nos abrazamos. Podemos hacer todas las cosas sin una máscara “,contó Kelley Anderson Tagarino, profesora de ciencias marinas en la Universidad de Hawai que ha estado radicada en Samoa Americana a Buzzfeed News

Si bien la mayoría de estos países son islas, en muchas de ellas existen grandes concentraciones de población donde el riesgo de contagios masivos era latente. 

En Tailandia sí tuvieron Marcha del Orgullo Gay. Noviembre 2020

Sin embargo, los gobiernos aplicaron medidas restrictivas que permitieron a Taiwán, Singapur y Corea del Sur no implementar medidas de confinamiento, mientras que restricciones mas severas en Australia y Nueva Zelanda ayudaron a que la población regresara a la normalidad en cuestión de meses. 

¿Qué hicieron estos países?

  • Rastreo extenso de contactos de personas contagiadas.
  • Pruebas masivas para detectar COVID-19.
  • Uso de medidas tecnológicas, como apps en el celular.
  • Confinamiento obligatorio, con sanciones severas para quienes lo incumplieron.
  • Uso de cubrebocas obligatorio en el tiempo de crisis.
  • Cierre de fronteras por tiempos definidos.
  • Cuarentena obligatoria a visitantes extranjeros.

Gracias a estas medidas, estas naciones han recuperado sus actividades económicas internas y los habitantes han dejado de sentir temor sobre la enfermedad.

Casos opuestos son los de México y Estados Unidos, quienes están viviendo su segunda y tercera ola de contagios, con un numero importante de muertes que se registran diariamente. 

Un análisis reciente del Washington Post señala que Australia logró un mejor resultado que estados Unidos en el manejo de la pandemia gracias a que el virus no estaba tan politizado y los ciudadanos tuvieron mayor disposición a acatar las medidas impuestas por el gobierno.

“Yo diría que los australianos son bastante escépticos con respecto al gobierno. Los políticos no son considerados gente asombrosa. Todo el mundo pone los ojos en blanco al hablar de ellos. Así que no es que estuviéramos haciendo sacrificios por Australia; lo estamos haciendo el uno por el otro. No lo estábamos haciendo porque pensamos que complacería al gobierno. Lo hacíamos porque nos complaceríamos unos a otros “, explicó Natasha Matthews, profesora titular de psicología en la Universidad de Queensland (UQ). 

Esta explicación contrasta con las decisiones que se han tomado en México, siempre pensando en un triunfo politico y la popularidad que deben mantener los partidos políticos, de cara a las elecciones intermedias de 2021, en las que Morena podría perder la mayoría que ha logrado en la Cámara de Diputados. 

La pérdida masiva de empleos, el cierre de más de un millones de micro, pequeñas y medianas empresa, así como el desplome del crecimiento han provocado un descontento en el población y el gobierno se niega a un cierre ante el argumento de que la gente no se puede morir de hambre.

Por ello, la administración de López Obrador apostó por la aplicación de las vacunas contra COVID-19, que comienza a finales de este año y que continuará durante el próximo año. Y mientras la inmunidad de rebaño se alcanza, la población debe mantener las medidas de higiene y reducir al máximo las salidas y las reuniones, explicó Jorge Baruch Díaz, vocero de la Comisión de Expertos de COVID-19 de la UNAM.

El problema será que la población cumpla estas medidas y entienda que los contagios persistirán pese a la vacuna, de lo contrario las festividades navideñas se convertirán en la tragedia de enero. 

Redacción Ciudadanos en Red

http://ciudadanosenred.com.mx

Relacionados