Conoce al joven yucateco que creó un robot que ayuda a prevenir el COVID-19

William Alexis Ortíz Noh, joven yucateco de 22 años, creó el “robot yucateco”, un mecanismo humanoide que mide la temperatura de las personas con sensores infrarrojos, dispensa gel antibacterial y se comunica en lengua maya.

Ocho meses de trabajo

William Ortíz es un joven indígena de Tepich Carrillo, una localidad rural de Yucatán cercana a la capital de la entidad. Al tener conocimientos de electrónica y programación decidió apoyar a su comunidad frente a la pandemia al crear a su “robot yucateco” a través de un sistema computacional que le permite moverse de manera autónoma y hablar en lengua maya y español.

De acuerdo con información de El Universal, el robot de William, en el cual trabajó durante ocho meses, puede dar “la bienvenida en lengua maya y español, decir alguna ‘bomba’ yucateca (chiste) o una frase positiva, dar las gracias, registrar el calor del cuerpo y ofrecer sanitizante en las manos, todo a través de sensores”.

“Fue un trabajo muy difícil, pues en las comunidades mayas no hay mucho apoyo, ni recursos para los jóvenes que trabajan con tecnología”, explicó Ortíz al diario

El joven yucateco construyó su robot con fibra de vidrio que encontró en el patio de su casa. El artefacto pesa alrededor de 10 kilos, tiene una altura aproximada de un metro y cuenta con termomotores, cableado eléctrico, sensores infrarrojos y dos pantallas digitales: una que es su rostro (y que permite ver su estado de ánimo) y otra que les dice a las personas que pueden acceder a algún establecimiento, en caso de no haber registrado fiebre.

Un orgullo mexicano que sueña en grande

En Tepich Carrillo, los jóvenes suelen dedicarse a las labores del campo o la agricultura, y debido a la pobreza la mayoría carecen de oportunidades de estudio o trabajo. Sin embargo, William cuenta que muchos de ellos también sueñan con desarrollar sus capacidades en el sector de la tecnología y apoyar a su comunidad.

“Algunos comercios comenzaron a reabrir y tenían la obligación de designar a empleadas y empleados en filtros sanitarios en las entradas de los establecimientos, lo que podía aumentar el número de contagios de Covid-19 entre el personal y la clientela”.

William sueña con ser ingeniero en robótica y trabajar en la fabricación de satélites espaciales. Por el momento, según señaló a El Universal, espera poder vender o rentar su invento para juntar recursos y continuar trabajando en el desarrollo de otros tipos de tecnología.

Te puede interesar también: Estos son los mexicanos que irán a Tokio 2021; Paola Espinosa podría hacer historia

Con información de El Universal

Redacción Ciudadanos en Red

http://ciudadanosenred.com.mx

Relacionados