Oso polar viaja cientos de kilómetros para encontrar comida

Un oso polar viajó más de 800 kilómetros para encontrar alimento. Esto sucedió en Rusia. El animal cuyo hábitat es en la zona de la península de Taymyr, fue avistado en la localidad de Norilsk.

Anatoly Nikolaichuk, jefe del departamento local de caza, dijo a la agencia noticiosa Tass que la última vez que se había avistado un oso polar en la zona de fue hace más de 40 años.

En su visita a la ciudad industrial siberiana, el ejemplar se encontró en el camino con un tiradero de basura. El oso rebuscó entre los residuos para conseguir algo de alimento.

Una comisión de organismos ambientalistas atenderá al mamífero y decidirá si puede regresar a su hábitat natural.

Invasión de osos

Esta no es la primera vez que osos polares invaden zonas urbanas de Rusia en busca de alimento. Cazar en el Ártico ruso se ha vuelto cada vez más difícil para esta especie debido al deshielo polar.

En las islas de Novaya Zemlya, en Rusia, se declaró el estado de emergencia por la invasión de decenas de osos polares hambrientos que se adentraban en tierra firme, atraídos por el olor de los alimentos. En el país, está prohibido cazar o dañar a estos mamíferos, que en 2008 entraron en el catálogo de EEUU de Especies Amenazadas, y son considerados en Rusia una especie en peligro de extinción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.