Por no ser grave el delito, Lozoya no será detenido

El exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, no podrá ser detenido. Un juez federal le concedió la suspensión definitiva contra la orden de aprehensión emitida la semana pasada por un juez de control del Reclusorio Sur.

Es investigado por presunta responsabilidad en el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita. Este no es considerado grave, por lo que no amerita prisión preventiva oficiosa.

Lozoya y el dueño de (AHMSA), Alonso Ancira, son investigados por al menos tres delitos. Se trata de defraudación fiscal, lavado de dinero y cohecho.

En el amparo, la juez Octavo de Distrito negó la suspensión definitiva a Lozoya para que no comparezca ante el ministerio público federal. Es decir, que si es requerido por la FGR deberá acudir a declarar.

La suspensión permanecerá vigente hasta que la juez resuelva si concede o no el amparo solicitado por Lozoya, para lo cual fijó el 24 de junio próximo como fecha de audiencia constitucional.

Por este caso, el juez sexto de Distrito de Amparo en Materia Penal, Juan Mateo Brieba de Castro, otorgó la semana pasada una suspensión a Gilda Margarita Austin y Solís de Lozoya, mamá del ex funcionario, y a Juan Jesús Javier Lozoya Austin, hermano de Emilio, quienes buscan evitar ser detenidos en caso de existir una orden en su contra.

Rodrigo Arteaga Santoy, secretario particular de Emilio Lozoya, señalado por su probable responsabilidad en los delitos de cohecho y lavado de dinero y de generar graves daños patrimoniales a Pemex con la adquisición con sobreprecio de una empresa de Agro Nitrogenados también obtuvo suspensión.

De igual manera se dio una suspensión a Francisco Javier Serafín Villalobos, socio mayoritario de las empresas Klarhes y Jaddina Inmobiliaria, y de la compañía APO Consultoría.