Preparan semáforos inteligentes en Viena

La ciudad de Viena, Austria, pondrá a prueba un sistema automatizado e inteligente que abra o cierre los semáforos en función de la necesidad del tráfico y los transeúntes. Este comenzará operaciones el próximo año.

Antes, los semáforos operaban mediante pulsadores. Es decir, la gente llegaba al semáforo y pulsaba un botón para avisar que había gente esperando. El semáforo recibía la señal y cambiaba a rojo.

Sin embargo, una vez pulsado el botón, se debe esperar a que el sistema active el verde cuando lo considere conveniente. Un tiempo que no todo el mundo está dispuesto a esperar y se lanza a cruzar en rojo. Además, las autoridades detectaron que la gente pulsaba los botones, aunque no quisieran cruzar la calle, solo por diversión.

Semáforos con sistemas de reconocimiento

Investigadores del área de Visión Computerizada de la universidad TU Graz diseñaron otra idea. Un sistema de semáforos con cámaras que se adelantan a la intención de los peatones y activan de forma automático el disco rojo para los coches. Estas cámaras controlan el paso de peatones en un área de hasta ocho metros cercana al semáforo. Si si detectan que un peatón desea cruzar, activan todo el proceso sin necesidad de tocar ningún botón.

Las cámaras registran paso de los peatones y detectan hasta con cuatro segundos de antelación con respecto al pulsador, la intención de cruzar. El equipo ha trabajado durante dos años para generar un algoritmo que predice la intención de cruzar la calle; este algoritmo ha empleado modelos de movimiento, así como datos ya registrados de los propios semáforos. Este innovador sistema irá sustituyendo a los pulsadores en Viena a finales de 2020.