Partículas PM 2.5 y sus consecuencias

Seguro las has escuchado estos días, las partículas 2.5 son las culpables de la actual crisis de contaminación. A pesar de su tamaño, más pequeñas que el grosor de un cabello, respirarlas puede provocar daños importantes en la salud.

La materia particulada o PM (por sus siglas en inglés) 2.5 son “una mezcla que puede incluir sustancias químicas orgánicas, polvo, hollín y metales”. La mayoría provienen de los automóviles, camiones, fábricas, quema de madera y otras actividades. Los múltiples incendios que se han registrado en los últimos días, han provocado un aumento de estas partículas.

Las partículas PM10, más grandes que las 2.5, se depositan en diferentes partes del cuerpo al respirarlas, Normalmente es en nariz, boca, naso, oro y laringofarínge.

Las 2.5 se depositan en la región traqueobronquial: tráquea hasta bronquiolo terminal, aunque pueden ingresar a los alvéolos.

Las consecuencias a la salud son pésimas. La concentración de las partículas puede provocar un incremento en las visitas a urgencias por asma, ya que afectan la función pulmonar de quien padece esta enfermedad, y con un aumento en las consultas por infecciones de vías respiratorias.

Las personas con enfermedades cardíacas o pulmonares, adultos mayores y niños son más propensos a verse afectados por la exposición a la contaminación por partículas.

Algunos síntomas son:

  • Irritación de los ojos, nariz y garganta; tos, opresión en el pecho y dificultad para respirar.
  • Función pulmonar reducida
  • Latido del corazón irregular
  • Ataques de asma
  • Ataques al corazón
  • Muerte prematura en personas con enfermedad cardíaca o pulmonar

El Centro Mario Molina realizó un estudio sobre la calidad del aire en Monterrey y su área metropolitana y las concentraciones de PM 10 y PM 2.5. Parte de los resultados del informe indicaron que “la estimación de mortalidad debido a la exposición de la población a PM 2.5 asociados a problemas cardiovasculares, mortalidad por causas respiratorias y mortalidad infantil, se encontró que la población mayormente expuesta se localiza en los municipios centrales del AMM (Área Metropolitana de Monterrey). Alcanzando mil 880 casos de muertes prematuras al año asociadas a la exposición de la población a PM 2.5.

¿Qué harán las autoridades?

La jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, dijo en entrevista con El Financiero que actualmente no hay un protocolo ante el aumento de las PM2.5, pues históricamente, las medidas de contingencia ambiental solo aplican para las PM10 y el ozono.

Las PM2.5 se miden desde 2004 pero no había una norma específica, la más reciente NOM se publicó en 2014. Por lo que la Comisión Ambiental de la Megalópolis (Came) trabaja en el plan de contingencias.