Se mantiene el monopolio en contratos del gobierno

La empresa de comida Pigudi Gastronómico S.A. de C.V., ha obtenido de 2013 a la fecha contratos por más de 450 millones de pesos. Si bien sus mayores beneficios los obtuvo en el sexenio de Enrique Peña Nieto, las cosas no han cambiado con la actual administración.

Mientras que con EPN ganó 402 millones de pesos en 100 contratos, con Andrés Manuel López Obrador ha obtenido 47 millones en 7 contratos.

Los principales clientes son el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía Manuel Velasco Suárez, el Hospital General Dr. Manuel Gea González, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos y la Secretaría de Relaciones Exteriores.

También ha prestado servicios al ISSSTE, la Autoridad Educativa de la Ciudad de México, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y el Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores.

En el Registro Público de Comercio no se localizó a Pigudi Gastronómico; los teléfonos que presentó en el acta de apertura y proposiciones que entregó para la licitación con Nafin eran incorrectos.

No es la única beneficiada

La empresa Corporativo Kosmos, también ha ganado múltiples contratos con la nueva administración. Son en total 51 nuevos contratos por casi 875 millones de pesos. El 75 % de ellos entregados por adjudicación directa.

Esta empresa ha sido denunciada en varias ocasiones, tanto por monopolizar los contratos de su sector con presuntas licitaciones a modo, como por la mala calidad en sus alimentos.

“No se renovarán contratos con empresas de mala reputación… ni en este caso de la venta de alimentos ni en otros”, dijo el presidente López Obrador el pasado 20 de marzo al ser cuestionado sobre Kosmos.