Separa tu basura por colores: estas son las categoría que debes conocer

La separación de la basura es una de las principales acciones del correcto manejo de residuos. Es decir, si uno identifica las propiedades de los materiales antes de tirarlos, el aprovechamiento de estos puede ser enorme. Existen dos formas de que pase lo anterior: reutilizando o reciclando aquellos materiales que contienen algunos artículos (y que sirven para crear otro tipo de productos).

Para evitar que los residuos se combinen o se ensucien con otros y pierdan su valor, es importante conocer los distintos colores que se utilizan para la separación. En México se contemplan cuatro colores para identificar los residuos: verde, gris, naranja y café.

¿Qué va en cada uno? Te explicamos:

VERDE

Aquí se depositan aquellos residuos sólidos biodegradables (jardinería y alimentos). Por ejemplo: flores, pasto, hojarasca, ramas, restos de verduras, hortalizas, frutas, cascarón de huevo, restos de café y té, filtros de papel para café y té, pan, tortillas, lácteos pero sin recipiente, bioplásticos y aceite comestible usado.

GRIS

En esta categoría entran los residuos inorgánicos reciclables; en otras palabras los materiales como el papel, cartón, plástico, vidrio, metales, ropa y textiles, maderas y tetrapack que por sus propiedades pueden ser reutilizados o reciclados.

NARANJA

Este color es para los residuos inorgánicos no reciclables, los cuales, debido a su uso, ya no pueden ser devueltos al ciclo de vida de los materiales. Sin embargo, se les da un tratamiento especial para su aprovechamiento. Algunos son: residuos sanitarios, colillas de cigarro, preservativos, toallas sanitarias, chicles, hisopos, curitas, pañales, plásticos con aditivos degradantes (oxo, foto y termo degradables), celofán, poli papel, bolsas de frituras, calzado, bolígrafos, plumones y lápices.

CAFÉ

Aquí entran los residuos de manejo especial y voluminosos como: electrodomésticos, equipo de informática y telecomunicaciones, aparatos de alumbrado, herramientas eléctricas y electrónicas, instrumentos de vigilancia y control, muebles, radiografías, colchones, llantas, juguetes o equipos deportivos y de ocio, y equipamiento sanitario.

Las pilas también entran en esta sección, pero para un mejor manejo puedes llevarlas a alguna de las 400 columnas de acopio del Programa Ponte Pilas con Tu Ciudad.

Estas son las recomendaciones oficiales, pero al final tú, en tu hogar, podrás establecer los códigos de colores que prefieras para hacer subdivisiones en las categorías señaladas, siempre y cuando identifiques los materiales reciclables y ayudes para que se puedan aprovechar de manera óptima. Recuerda que al separar tus residuos evitarás que estos causen un gran daño ambiental, además les darás una segunda, tercera, cuarta y hasta quinta vida útil.

Para saber más sobre el tema te recomendamos checar la Norma Ambiental para el Distrito Federal (NADF) 024, la cual entrará en vigor a partir del 8 de julio de 2017.

Fuente: blog.seccionamarilla.com.mx