Singapur ¿un ejemplo de seguridad?

Este país asiático se ha vuelto para varios un ejemplo de seguridad. Sin embargo, no todo es como parece.

En los últimos años se ha posicionado como un referente del desarrollo económico a nivel mundial y es una de las economías más fuertes de la región.

¿Seguridad dictatorial?

Las leyes de seguridad son muy estrictas en Singapur. Se basan en torturas y latigazos, debido a que es legal en ese país.

Además, el gobierno puede detener a personas sin juicio, llamada “detención preventiva”. Al más mínimo indicio de poder representar una amenaza para la seguridad nacional o terrorismo, las fuerzas del orden pueden detenerte, incluso aunque no exista ninguna prueba concluyente.

Hace 12 años en las cárceles había más de 500 mil presos, pero seis meses después, sólo quedaban 50.

Se adoptó la pena de muerte y el trabajo forzado para los criminales confesos, narcotraficantes y violadores probados siendo los más repetitivos condenados a muerte.

Pero el gobierno decidió ser más estricto en el tema de seguridad. Decretó que toda figura pública corrupta (políticos, policías, militares, etc.) fueran condenado a muerte (eso sí, siempre y cuando se cuenten con pruebas sólidas que los involucre).

Un país diferente

Hace 60 años, Singapur estaba clasificado como un país sumamente corrupto. Ahora está prácticamente erradicada.

El desempleo y la pobreza abundaban. El PIB per capita era de 450 dólares. Ahora es de 57 mil dólares.