esperanza

Municipios de la esperanza, ¿país de desesperanza?

Más allá de esta desafortunada denominación, el programa presentado ayer para reabrir la economía nos deja con más preguntas que respuestas.

El fin de la esperanza

Todos los pronósticos se han cumplido. Llegaremos al 2021 con desempleo, bajos ingresos, pobreza creciente, y además, sin esperanza.