estudiantes asesinados

De mal en peor

Ya no nos alcanzan las hojas para imprimir los muertos ni los encabezados para sorprendernos. Cada día son más muertes, no hay distinción.