Un millón de especies en peligro de desaparecer por el hombre

animales

Los humanos están destruyendo al mundo. Esa es la conclusión de un informe compilado por cientos de expertos internacionales.

El documento está basado en miles de estudios científicos tiene un dato alarmante. Alrededor de un millón de especies están en riesgo de extinción, principalmente por obra de los humanos. Se trata de especies vegetales y animales. La cifra incluso podría ser mayor pero no se ha terminado de catalogar por completo.

Según datos, desde las sabanas de África hasta las selvas de Sudamérica, la abundancia promedio de la vida vegetal y animal nativa ha decaído un 20 por ciento o más, principalmente durante el siglo pasado. Esto se debe a actividades como la agricultura, la tala, la caza ilegal, la pesca y la minería.

El estudio menciona que la naturaleza brinda alrededor de veinticuatro billones de beneficios no monetarios a los humanos cada año. La selva del Amazonas absorbe inmensas cantidades de dióxido de carbono y ayuda a lentificar el ritmo del calentamiento global. Los humedales purifican el agua potable. Los arrecifes de coral sustentan el turismo y la pesca en el Caribe. Las plantas tropicales exóticas forman la base de una variedad de medicinas.

Los humanos están produciendo más alimentos que nunca, pero la degradación de la tierra ya está dañando la productividad agrícola. 23% del área terrestre del planeta tiene problemas.

Especies en peligro

El declive de abejas silvestres y otros insectos que ayudan a polinizar frutas y vegetales pone en riesgo hasta 577 mil millones de dólares en cosechas anuales.

Desde 1500, por lo menos 680 especies han desaparecido, incluida la tortuga gigante de Pinta de las Galápagos y el zorro volador de Guam.

“Las acciones humanas amenazan ahora más que nunca a más especies con la extinción global”, concluye el informe. Calcula que “alrededor de un millón de especies ya enfrentan la extinción, muchas dentro de las próximas décadas, a menos que se tomen acciones”.

Los autores también señalan que los esfuerzos para limitar el calentamiento global serán críticos.