Valentina Rosendo Cantú obtiene justicia, condenan a militares que la violaron

Valentina Rosendo Cantú

Valentina Rosendo Cantú obtiene justicia, condenan a militares que la violaron

Valentina Rosendo Cantú sufrió violación y tortura sexual por parte de dos militares en Guerrero en el año 2002.  La indígena me’phaa tuvo que recorrer un largo camino legal de 16 años para ver la justicia. El pasado primero de junio, un juez de Guerrero sentenció a 19 años de prisión a los dos militares acusados.

Los responsables directos de la agresión son el cabo Nemesio Sierra y el cabo de infantería Armando Pérez.

Valentina Rosendo celebró la sentencia y reconoció que su lucha no fue en balde.

https://www.youtube.com/watch?v=51cREt2fb9A

Te puede interesar: Militares cometen crímenes de lesa humanidad en Chihuahua 

La mitad de una vida en busca de justicia

La agresión ocurrió el 16 de febrero de 2002, mientras Valentina lavaba ropa cerca de su casa ubicada en Caxitepec. Ese día, elementos del Ejército mexicano buscaban a un delincuente, tras interrogarla, la amenazaron, golpearon y violaron. Valentina tenía sólo 17 años. Denunció los hechos y ante la falta de respuesta de las autoridades mexicana, el caso llegó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Misma que presentó una demanda contra el Estado Mexicano ante la Corte Interamericana.

Para agosto de 2010, la Corte emitió una sentencia en la que encontró a nuestro país culpable. Lo acusó de violaciones a la integridad personal y a las garantías de acceso a la justicia, en perjuicio de Valentina.

Por lo que ordenó al gobierno reparar el daño y reformar la legislación militar. Para diciembre de 2011, el entonces secretario de Gobernación, Alejandro Poiré, pidió disculpas a Valentina a nombre del Estado mexicano. Se reconoció que Valentina Rosendo Cantú siempre habló con la verdad. Hoy, Valentina tiene 33 años y por fin ha visto la justicia.

 

Sentencia histórica

La sentencia de 19 años en contra de los militares es calificada de histórica. Jan Jarab, representante en México la ONU-DH, consideró que el fallo es ejemplo de que el Poder Judicial puede cambiar la realidad del país.

Amnistía Internacional en México señaló que la sentencia empodera y da un mensaje a las mujeres que se encuentran en la misma situación.

Con información de: La Jornada