Compartir esta publicación

Entérate

En vilo todavía los nuevos partidos

nuevos partidos

Salvador García Soto

Como muchas otras cosas, la pandemia del Coronavirus retrasó las revisiones que realizaba el INE para determinar cuántas de las organizaciones civiles que solicitaron registro como partido político obtendrían el reconocimiento oficial. El plazo original para determinar quién sí y quién no obtiene el registro estaba contemplado para el 1 de julio, pero la emergencia sanitaria hizo imposible que la autoridad electoral llevara a cabo todas las diligencias, validaciones y verificación tanto de asambleas válidas como de afiliaciones, además de la fiscalización de los recursos gastados, por lo que se espera que en una próxima sesión, el Consejo General se determinen los nuevos plazos.​

En realidad el proceso electoral federal de 2021 arranca oficialmente hasta los primeros días de septiembre, por lo que habría tiempo para que los consejeros del INE logren hacer todas las revisiones pendientes para que antes de esa fecha emitan su dictamen sobre cuáles y cuántos nuevos partidos políticos obtendrían el registro, de entre las 7 organizaciones que, en apariencia, cumplieron con todos los requisitos legales y con el número de afiliados y/o de asambleas que establece la ley electoral; y decimos en apariencia porque en la revisión profunda que hará el instituto podrían ser anulados o invalidados tanto afiliaciones como asambleas que no cumplan los requisitos o dupliquen registros o incluso invalidar una solicitud por distintas causas.​

Y aunque casi todos los reflectores apuntan sobre México Libre y la pregunta en los corrillos políticos gira en torno a si le darán o no el registro al partido del expresidente Felipe Calderón y de su esposa Margarita Zavala, que es en realidad la solicitante registrada, hay otras seis organizaciones con posibilidades y con distintas orientaciones y postulados políticos, que son promovidas por personajes políticos conocidos o por organizaciones sociales o sindicales. Eso sí, de los 7 posibles nuevos partidos, sólo el de Calderón-Zavala está en la oposición política, los otros 6 orbitan todos, en mayor o menor grado, en torno al gobierno de Andrés Manuel López Obrador y son afines a su llamada “Cuarta Transformación”.​

Empecemos por Encuentro Solidario, que postula al Partido Encuentro Social, aliado del actual gobierno que perdió el registro aunque ganó posiciones importantes en la Cámara de Diputados y la gubernatura de Morelos en alianza con Morena. Sus cuatro pilares ideológicos: “fortalecer la institución familiar; reformar el régimen democrático bajo pilares éticos; promover una ideología sustentada en respeto a las libertades individuales pero que promueva las clases sociales; y propiciar la reconciliación y pacificación nacional”. Entre sus liderazgos visibles y representantes están Hugo Erick Flores, actual dirigente del PES y quien se define como “cristiano congruente” pero no ministro de culto, además de Alejandrina Moreno.

Pretendían 401, pero sólo realizaron 300 Asambleas y presentaron 427 mil afiliaciones.​

Grupo Social Promotor por México, que promueve a “México, Partido Político Nacional”, es la versión renovada de Nueva Alianza y defienden ser “un proyecto de la gente y una organización de trabajo pasión y compromiso, promotores del cambio y ciudadanos que buscamos un mejor México y promover la participación ciudadana por medio de la democracia”. Se estructuró sobre la base de la organización “Conciencia Política” de Xiu Tenorio y se le acusó de utilizar la estructura del SNTE para realizar asambleas y afiliaciones.
Entre los dirigentes visibles está Luis Castro Obregón, expresidente de Nueva Alianza, antes vinculado a Elba Esther Gordillo de quien fue secretario particular, y Alfonso Cepeda, actual secretario General del SNTE. Pretendieron 300 pero sólo realizaron 289 asambleas distritales y presentaron en total 428,360 afiliaciones.​

En Redes Sociales Pogresistas, con el mismo nombre de partido, pretendían realizar 34 pero sólo realizaron 22 asambleas y presentaron 464,670 afiliaciones por validar. Su ideología los define como “un proyecto de nación estructurado y  pensado en el fortalecimiento de la educación y la recuperación de los valores políticos más importantes” y dicen estar “por un Proyecto Alternativo de Nación” además de una agenda basada en el interés social primordial y dar cabida a “todas las voces y las expresiones”. Aunque la registraron como lideres y representantes Fernando González Yáñez, yerno de la maestra Elba Esther Gordillo y su operador político, además de exsubsecretario de Educación con Felipe Calderón, y Juan Ivan Peña Nader, analista político y exfuncionario también del gobierno calderonista, éste último fue retirado del puesto de presidente, al ser impugnado por Fernando González y finalmente salió de la organización. También participa René Fujiwara, nieto de Elba Esther y quien participó en la campaña de López Obrador.​

México Libre es el nombre del partido que postula Libertad y Responsabilidad Democrática, A.C. y cuyo liderazgo visible es el de Margarita Ester Zavala Gómez del Campo, quien después de 33 años de militancia renunció al PAN y se presentó como candidata independiente a la Presidencia de la República. La influencia del ex presidente Felipe Calderón en la organización es reconocida y señalada por muchos analistas. Entre sus postulados destaca “la participación ciudadana con base en la ética y orientada al bien común, con el objetivo de lograr un México de libertad, justicia, democracia, con pleno respeto al estado de Derecho y con un modelo de desarrollo sustentable”. Pretendió 448 Asambleas pero sólo realizó 337, y en total presentó 317,992 afiliaciones aún pendientes de validación.​

El caso de Fuerza Social por México, como se denomina el partido y la asociación, el impulsor es Pedro Haces Barba, líder de la CATEM y político quien fuera senador suplente por Morena del 4 de diciembre de 2018 al 22 de mayo de 2020. Haces ofrece “incondicionalidad plena a AMLO”. Su posible presidente es Gerardo Islas, exsecretario de Desarrollo Social en el gobierno de Rafael Moreno Valle en Puebla y ex diputado local por Nueva Alianza, casado con la actriz Sherlyn. Con 43 asambleas pretendidas pero sólo 23 realizadas y 348 mil afiliaciones por revisar, postulan “promover la participación en la vida democrática del país, fomentando y alentando la participación cívica y política, a través de compromisos mutuos, signados a partir de causas, razones o motivos que afecten o  mejoren las condiciones de vida de sus integrantes y de la ciudadanía”.​

El priista César Augusto Santiago, reconocido como “operador electoral” de ese partido, lidera y representa Alternativa Partido Político Nacional, que postula entre otros temas “nuevas relaciones entre las instituciones de Gobierno y los ciudadanos, así como la defensa de la soberanía y la coexistencia solidaria en la diversidad Nacional”. Político y escritor, varias veces diputado y exsubsecretario de Gobernación, César Augusto fue esposo de la encuestadora María de las Heras y asegura en sus documentos que busca “la dignificación de la política, entendida como el medio para convertir las diferencias y los desacuerdos en la sociedad”. Reportó 430 Asamblesa pretendidas, pero realizó sólo 212, mientras que su afiliación llegó a 310, 026 registros aún por validar.​

Finalmente está el partido Súmate, que es el que menos afiliaciones presentó con 206 mil 43, por debajo de los 233 mil 945 requeridos. Pretendió 433 asambleas pero sólo realizó 227. A la organización Súmate a Nosotros se le vincula con Manuel Espino, exdirigente nacional del PAN y actual Comisionado del Servicio de Protección Federal de la Secretaría de Seguridad Pública federal. Espino se sumó a la campaña de López Obrador y mantuvo una disputa por su expulsión del PAN, ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, luego de su fuerte ruptura con Felipe Calderón. En su época de panista se le asoció al grupo del “Yunque” el ala más derechista y también presidió la Organización Demócrata Cristiana para América Latina de 2007 a 2010. Tuvo fuertes diferencias con Vicente Fox y también con Felipe Calderón. Los líderes visibles son Pilar Guillén Rosario y Brenda Yasbeth Moreno, ambas vinculadas a Espino. Brenda fue su asistente personal en el movimiento “Volver a Empezar”. Los postulados de Súmate son: “ser libres en cuestión de elección, de decisiones y de expresión, como ocurre en otras partes”.​

Por el momento, como dijeran los cronistas deportivos, en el tema de los nuevos partidos “no hay nada para nadie” será hasta que el Consejo General del INE fije los nuevos plazos para verificar y validar las asambleas y afiliaciones, además de la fiscalización del dinero de estos grupos, cuando sabremos cuántos de ellos obtienen el registro y si todo los nuevos partidos serán afines a López Obrador y a su gobierno o también entrará en el espectro político la única organización opositora en esa lista que es nada menos que la del nuevo “villano favorito” de este sexenio.​​

Compartir esta publicación