Compartir esta publicación

Entérate / Lo de hoy / Últimas noticias

#Reportaje: Influenza y COVID-19, combinación letal que debemos prevenir

#Reportaje: Influenza y COVID-19, combinación letal que debemos prevenir

Por Gabriela Rivera

@gabs_07

El otoño ha llegado al hemisferio norte y con él la influenza en sus distintas variantes, complicando el panorama de la pandemia de SARS-CoV-2 que enfrentamos desde febrero del año pasado.

Alejandro Macías, infectólogo de la UNAM y ex responsable de la crisis de H1N1 en México en 2009, explicó que a partir de la siguiente semana comenzará a verse un crecimiento en el número de contagios de influenza hasta que se llegue al pico máximo, entre enero y febrero del próximo año.

Esta sindemia, o conjunción de las dos enfermedades durante la temporada otoño-invierno, ya la esperaban las autoridades de salud, cuando la realidad del coronavirus demostró que durante el invierno  podría haber un repunte de casos o una segunda ola de coronavirus.

“En la medida que la influenza, es una enfermedad causada por un virus diferente, pero el mecanismo de transmisión y la manifestación es muy parecida a COVID-19. Con mucha certidumbre vamos a tener temporada de influenza”, dijo Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud en entrevista con Milenio.

Sin embargo, a principios de febrero, cuando el COVId-19 todavía no llegaba a nuestro país, el funcinario aseguraba que la enfermedad era menos letal y contagiosa que la influenza, virus al que México ya se enfrentaba cada año y con el cual ya tenían experiencia.

Meses después, las autoridades sanitarias ya están preocupadas porque el aumento de casos de las dos enfermedades saturarán los hospitales y los servicios de salud.

Durante una conferencia de prensa, organizada por la farmacéutica Roche, Macías explicó que la principal complicación de ambas enfermedades es la neumonía, que para su atención requiere de atención en la unidad de cuidados intensivos.

La administración de Andrés López Obrador ya está previendo esta situación y López-Gatell ha comenzado a hablar con las autoridades estatales para desocupar las camas que se usaron para COVID y prepararlas para los enfermos de influenza.

Si bien el panorama no parece muy alentador para los siguientes meses, tanto los especialistas como las autoridades de salud han pedido a la población cuidarse y estar alerta ante un posible contagio de cualquiera de las dos enfermedades.

¿Qué debe hacer la población para reducir los riesgos?

Jorge Baruch Diaz, vocero de la comisión Covid19 de la UNAM, explicó que las medidas de higiene, el lavado frecuente de manos y la desinfección de superficies que se establecieron para evitar el coronavirus, también servirán para reducir el riesgo de contagio de influenza.

“Ya lo vimos en los países del hemisferio sur, que transcurrieron esta temporada, y estas medidas ayudaron a contrarrestar los efectos de intensidad de los virus de influenza  y estos mecanismos van a ayudar a controlar la epidemia”, dijo el médico.

De hecho, hay que recordar que estas medidas de limpieza e higiene comenzaron en 2009, justo cuando ocurrió la epidemia de H1N1, pero se fueron relajando con el paso del tiempo. 

Ahora es momento, de retomarlas y mantenerlas todo el tiempo para evitar un contagio de cualquiera de las dos enfermedades.

¿Por qué debemos vacunarnos?

Un gran sector de la población cree que vacunarse contra la influenza los enferma, e incluso hay algunos otros que aseguran que contrajeron la enfermedades cuando se inmunizaron. Este mito ha hecho que la gente, incluyendo a los que pertenecen a un grupo de riesgo, hayan dejado de aplicarse su dosis anual.

Alejandro Macías y otros especialistas de la UNAM pidieron a la población no hacer caso a estos mitos y aplicarse la vacuna para reducir riesgos, así como la saturación de servicios médicos en esta temporada.

El doctor Díaz asegurado que la vacuna no evita que te contagies, pero sí reduce las complicaciones y la mortalidad.

La población que debe ponerse la vacuna de inmediato en el sector publico son:

  • Adultos mayores de 60 años.
  • Niños y niñas de 0 a 59 meses
  • Mujeres embarazadas y en periodo  de lactancia
  • Personal de la salud
  • Personas con co-morbilidad: enfermedades cardiacas y pulmonares, obesidad, diabetes, EPOC, enfermedad cardiovascular, insuficiencia arenal, inmunosupresión adquirida, VIH y cáncer.

El resto de la población puede aplicarse la vacuna también en el sector privado, donde estará disponible a partir de noviembre próximo y tendrá un costo de entre 700 y mil pesos por dosis.

¿Cómo puedo diferenciar entre influenza y COVID-19?

Jorge Baruch Díaz explicó que los dos virus afectan todo el sistema respiratorio y los síntomas podrían ser similares. Sin embargo, hay algunas diferencias importantes que se pueden considerar.

Si bien la población puede estar alerta y diferenciar estos síntomas, lo importante es que al primer malestar acuda a su médico de inmediato para recibir un diagnóstico certero, y lo más importante es no automedicarse.

Compartir esta publicación