Compartir esta publicación

Entérate / Lo de hoy / Últimas noticias

#Reportaje: Crisis y desempleo no afectan las compras en línea

#Reportaje: Crisis y desempleo no afectan las compras en línea

Por Gabriela Rivera

@gabs_07

Aunque 54 millones de mexicanos perdieron su empleo y otros tantos miles vieron reducidos sus sueldos por la crisis sanitaria y el confinamiento obligatorio, otro segmento de la población no ha dejado de comprar en línea y ha aprovechado ofertas, descuentos y promociones que las marcas están ofreciendo en un afán por salvar sus ventas.

Los reportes de Impacto enCOVID-19 en la Venta Online México, elaborados por la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO) señalan que desde que las personas están en su casa comenzó a incrementarse la venta por esta vía.

Al principio, señalan los estudios, la gente dejó de gastar en ropa, zapatos y otros artículos que no necesitaban en ese momento. De acuerdo con la asociación, la gente se concentró en adquirir productos de primera necesidad, como alimentos, productos de limpieza y algunos medicamentos. 

Los que decidieron gastar en otras cosas, se se concentraron en adquirir productos que facilitarían la vida en el encierro y que fueron vistos como inversiones a mediano plazo.

Daniel Sánchez vive solo y no estaba dispuesto a estar limpiando cada semana, por lo que en la Hot Sale compró un robot que limpia su departamento con apretar un solo botón. Raquel García hizo lo mismo y estuvo “cazando” el mejor precio con el proveedor de Amazon.

Ambos coinciden en que consiguieron el mejor precio —entre 5 y 6 mil pesos— y fue una buena inversión. “Durante estos meses tuve que hacer menos, ponía el robot y me salía al súper, cuando regresaba ya estaba limpio el departamento”, asegura Daniel.

Después de tres meses de encierro, la gente dejo de enfocarse en estos productos y comenzó a comprar cosas de tecnología, moda, accesorios, belleza, cuidado personal y algunos electrodomésticos.

Las ofertas en las tiendas aumentaron y llegó la Hot Sale, incentivando el consumo de los ciudadanos, quienes lo vieron como una oportunidad de comprar cosas a un mejor precio.

No importó que las tiendas no estuvieran preparadas para atender la demanda, que no tuvieran productos suficientes y su capacidad logística les impidiera entregar los pedidos en tiempo y forma.

Tampoco le importó a la gente tener que seguir esperando una hora en el teléfono para hacer un reclamo, dejar 10 mensajes en las publicaciones de redes sociales, e incluso empezar a pagar el producto que compraron antes de recibirlo en su hogar.

“Yo compré en el Palacio de Hierro una mesa y un par de lámparas para mi sala porque estaban a super buen precio, pero pasó un mes y no llegaba nada. Cuando hablé me dijeron que no tenían ninguno d los dos productos en su almacén y que lo mandarían cuando estuvieran disponibles. La compra la hice en mayo, las cosas llegaron a finales de agosto”, cuenta Guadalupe Ramírez.

Después de esa experiencia, ella asegura que no volverá a comprar otra cosa en línea, ya que las tiendas departamentales no están cumpliendo a los clientes.

“Si tú ves, en las últimas ofertas de Liverpool decía que enviaran las cosas cuando estuvieran disponibles. Ya no son capaces de darte una beca de entera porque están sobre vendido su inventario, y a la gente no parece importarle”, dice la mujer de 50 años. 

Al parecer, la informalidad y el incumplimiento de las tiendas y de las marcas que venden directamente en línea no ha sido un impedimento, lo mismo que la crisis económica que comenzó a sentirse desde mayo pasado, cuando los pronósticos de la economia nacional se presentaron como negativos.

La Hot Sale de este año, que se realizó del 23 de mayo al 1 de junio, ha sido la más exitosa de todas las ediciones con 20 mil 100 millones de pesos registrados en ventas. 

“Los resultados históricos que registró la séptima edición de Hot Sale serían imposibles sin el apoyo invaluable de todos y cada uno de los mexicanos que dieron el clic para reactivar la economía del país, con lo cual también se logró preservar los empleos de miles de personas que forman parte del ecosistema digital”, dijo Pierre Blaise, director general de la AMVO.

Esa semana fue inaudita, pero las encuestas de consumo, como la realizada por la empresa Clear Sale revela que los mexicanos compran en línea semanal o quincenalmente, gastando hasta 2,500 pesos en cada una de ellas.

Y los reportes de la AMVO señalan el cambio en los consumos. El último reporte señala que la gente consumió lo siguiente:

  • Productos deportivos
  • Productos para el hogar y decoración
  • Prendas de vestir, zapatos y accesorios
  • Manualidades 
  • Juguetes

El estudio señala que esta última categoría ha mantenido un crecimiento importante, respecto al año anterior, siendo el Día del Niño y el inicio de vacaciones las fechas con mayores compras. 

Las compras de salud y en los supermercados también siguen a la alza, ya que muchas personas se niegan a ir al super mercado, por temor a contagiarse de COVID. “Desde abril no voy al super, pido todo por Rappi y me llega el mismo día,. Cuando lo recibo, lo desinfectó y lo guardo, así no me preocupo de tener comida y no nos ponemos en riesgo”, dice José Manuel Barrios.

Lo único que sí dejaron de comprar los mexicanos en esta época son viajes, boletos de avión y todo lo relacionado con turismo. De acuerdo con el ultimo reporte de la AMVO, este sector se encuentra en números rojos de sede abril y no ha podido recuperarse. 

El análisis señala que el cambio a semáforo naranja en la mitad del territorio nacional podría ayudar a mejorar este sector, ya que la gente volvió a consumir algunos servicios en las agencias de viajes a finales de agosto. 

Por si esto fuera poco, los pronósticos para el Buen Fin son alentadores. Este año, la décima edición será del 9 al 20 de noviembre, con el objetivo de superar los 118 mil millones de pesos en ventas registrados el año pasado.

Los pronósticos estiman que por lo menos 30% de las ventas de este año se hagan en línea, por lo que las tiendas y marcas ya se preparan para atender la demanda que habrá por esta vía.

Compartir esta publicación